12 de febrero de 2015

La Medicina de Familia se imparte como asignatura obligatoria en el 75% de las universidades

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Medicina de Familia se imparte como asignatura obligatoria en el 75 por ciento de las universidades, según han señalado diversos profesionales de Atención Primaria durante la 'III Conferencia Medicina de Familia y Universidad', organizada por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

No obstante, los médicos de familia han avisado que para que esto sea una realidad es necesario contar con un soporte organizativo suficiente para su enseñanza. "Los profesionales de Familia deben poder incorporarse de forma estable al cuerpo docente del grado. Sin embargo, el modelo actual de acreditación y la tasa de reposición dificultan que la asignatura sea impartida por profesorado funcionario de esta especialidad (titulares, catedráticos)", ha comentado el presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad, Domingo Orozco.

De hecho, prosigue, las facultades que cuentan con médicos de familia impartiendo la asignatura no llegan al 20 por ciento. No obstante, el presidente de semFYC, Josep Basora, ha insistido en que el objetivo es que todas las universidades que imparten la carrera de Medicina cuenten con esta especialidad como asignatura obligatoria. Además, los expertos han señalado que los criterios de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (Aneca) para ser profesor de medicina no se lo ponen fácil a los profesionales de AP.

"Llegados a este punto es preciso establecer un marco nuevo en la relación entre la Medicina de Familia y la Universidad para seguir avanzando y normalizarla, de modo que el acceso no dependa ya de la voluntad de los profesionales implicados en ambas estructuras sino de la necesidad reconocida y real de cubrir, mediante los mecanismos oficiales establecidos para ello, la formación de los estudiantes en esta área generalista y transversal de la Medicina", ha recalcado la responsable del área de Universidad de la SEMG, Pilar Rodríguez Ledo.

LOGROS Y RETOS

La Medicina de Familia se encuentra en un proceso expansivo y de desarrollo profesional en todos sus ámbitos competenciales. Entre los logros destacan el hecho de que la mayoría de las universidades hayan incluido ya la Medicina de Familia como una asignatura obligatoria dentro de la formación de grado, ya que permite que el alumno de Medicina vea esta especialidad como las otras y pueda conocerla durante su formación universitaria.

"El médico de familia está en franca inferioridad respecto al médico hospitalario a la hora de acreditarse por la Aneca y acceder a profesor titular o profesor doctor. Este camino, lleno de obstáculos, pasa por modificar las condiciones de acreditación y el baremo de evaluación del futuro profesor. Sin investigación no hay publicación y sin publicación no hay Aneca", ha enfatizado el vicepresidente segundo de SEMERGEN, Rafael Micó.

Finalmente, los expertos han comentado que los países que han conseguido un buen desarrollo de la AP y la Medicina de Familia presentan mejores indicadores de salud, mayor equidad y accesibilidad. "Por lo que es muy importante homogeneizar la implantación de Medicina de Familia en el grado. Vamos por muy buen camino y esta Conferencia ha sido un paso más para conseguirlo", ha señalado Orozco.

EL 'DECÁLOGO DE ALICANTE'

En el marco de la III Conferencia Medicina de Familia y Universidad se ha presentado el 'Decálogo de Alicante' que servirá como hoja de ruta para reforzar el papel de la especialidad en el grado.

El documento llama la atención, entre otros aspectos, sobre que organizaciones nacionales e internacionales señalan que es imprescindible que los estudiantes de Medicina tengan conocimiento directo de todos los ámbitos asistenciales, incorporando la Atención Primaria de la salud, para responder a las necesidades sanitarias de la sociedad.

"Se trata de establecer unos principios comunes para hacer la implantación de la Medicina de Familia acorde a la realidad de España y de las necesidades docentes y profesionales", ha zanjado el presidente de la Comisión de la Especialidad.