19 de noviembre de 2012

Un medicamento para ayudar a pacientes hospitalizados a dormir cuadruplica el riesgo de caídas

Un medicamento para ayudar a pacientes hospitalizados a dormir cuadruplica el riesgo de caídas
HOSPITAL LAGUNA

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un medicamento comúnmente recetado para ayudar a los pacientes hospitalizados a dormir, zolpidem, ha sido asociado con un mayor riesgo de caídas, según un estudio publicado este lunes en 'Journal of Hospital Medicine'. Los investigadores hallaron también que su riesgo era mayor que el derivado de factores como la edad, el deterioro cognitivo o el insomnio, independientemente de la dosis.

En concreto, especialistas estadounidenses del sueño de la Clínica Mayo descubrieron que la tasa de caída entre los 4.962 pacientes de su investigación que tomaron zolpidem durante su estadía en el hospital fue más de cuatro veces superior a la de los 11.358 que no tomaron el medicamento.

"Asegurar que la gente duerma lo suficiente durante su estancia en el hospital es muy importante, pero también puede resultar muy difícil", dice Timothy I. Morgenthaler, especialista en trastornos del sueño y atención pulmonar y crítica y jefe de la Seguridad del Paciente de la Clínica Mayo. A su juicio, las caídas de los pacientes también son un problema importante de seguridad, además de bastante difícil de resolver, a pesar de los esfuerzos realizados.

En poco menos de un 39 por ciento de los ingresos durante el año 2010 en la Clínica Mayo se prescribió zolpidem (16.320 pacientes), pero el 88 por ciento de las recetas se expidió sobre la base "según sea necesario". Zolpidem se administró al 30,4 por ciento de los pacientes a los que se les había prescrito y al 11,8 por ciento de todos los ingresos de la Clínica Mayo Clinic en 2010.

Poco más de un 3 por ciento de los pacientes con zolpidem cayó durante su estancia hospitalaria, en comparación con el 0,7 por ciento de los pacientes que no lo tomaron. "Ahora, se calcula que por cada 55 pacientes que recibieron zolpidem, hubo una caída adicional que pudo haber evitado de no administrar el medicamento ", concluye el doctor Morgenthaler.

A raíz de los resultados de su estudio, los investigadores abogan por la eliminación de zolpidem para estos pacientes y el avance hacia técnicas de mejora del sueño que no se basan en drogas.