5 de diciembre de 2008

La mayoría de los mayores de 70 años se sienten 13 años más jóvenes, según un estudio

La mayoría de los mayores de 70 años se sienten 13 años más jóvenes, según un estudio
REUTERS

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de la población de la tercera edad afirma sentirse alrededor de 13 años más joven que su edad cronológica, según un estudio realizado por investigadores de la de la Universidad de Michigan (EEUU) y del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Berlín (Alemania), que será publicado en la próxima edición de la revista 'Journals of Gerontology: Psychological Science'.

Los investigadores, que analizaron las respuestas de 516 hombres y mujeres mayores de 70 años, sobre sus percepciones acerca de la edad y su satisfacción con el envejecimiento a lo largo de seis años, descubrieron que a medida que pasa el tiempo se sienten, incluso, más jóvenes. Sólo la mala salud redujo la brecha entre la edad percibida y la edad real.

"Examinamos los cambios a lo largo del tiempo, y esperábamos que la brecha fuera en aumento. Sin embargo, nos sorprendió encontrar que en promedio, se mantuvo. Sentirse alrededor de 13 años más joven es una ilusión positiva en la vejez", explicó la psicóloga de Instituto de Investigación Social (ISR, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Michigan, la doctora Jacqui Smith.

A la hora de ser preguntados por su percepción sobre su imagen física, los encuestados respondieron basándose en una escala de edad que iba desde 0 a 120 años. En general, al inicio del estudio los participantes expresaron que se veían unos 10 años más jóvenes que su edad real, aunque, al final del estudio, la diferencia se redujo a siete años menos que su edad cronológica.

LAS MUJERES: MÁS CONSCIENTES DE SU EDAD

Por otra parte, se demostró que las mujeres se perciben con una imagen más cercana a su edad real. "Las mujeres pueden tener más conciencia de su apariencia que los hombres, sobre todo teniendo en cuenta los estereotipos negativos sobre los cuerpos de personas mayores", explicó Smith.

En cuanto a la satisfacción con el envejecimiento, inicialmente los investigadores observaron que los hombres se mostraron más satisfechos que las mujeres con su propio envejecimiento. No obstante, a medida que pasaron los años que duró el estudio la satisfacción de los hombres disminuyó más que las mujeres. "La mala salud aumentó este modelo", señaló Smith.

El estudio, que en líneas generales pretendía analizar la forma en que las personas sienten sobre el proceso de envejecimiento durante la vejez, para Smith puede proporcionar indicadores importantes acerca de la resistencia y la vitalidad de las personas.

En definitiva, se pretende comprobar que las personas que se sienten más jóvenes tienen menos probabilidades de morir que aquellos que no, aunque tengan una edad cronológica y salud física equivalentes. Y, es que, según explica Smith, "sentir positivamente el proceso de envejecimiento puede estar vinculado a mantenerse activo y tener una mejor salud durante la vejez".