11 de noviembre de 2014

Mato critica el uso "partidista" del ébola del PSOE, que le exige que "tome la iniciativa y dimita"

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha criticado en el Senado al Partido Socialista por haber usado la crisis del ébola de forma "partidista" en lugar de colaborar con el Ejecutivo, mientras que desde la oposición le han pedido que "tome la iniciativa y dimita".

"Tiene que marcharse porque Rajoy no la va a cesar, para desgracia de nuestro país ha pasado de ser el 'presidente del no' al 'no presidente', tome por una vez la iniciativa y dimita", le ha recriminado la senadora socialista Carmen Menéndez durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja.

Ante estas acusaciones Mato ha recordado a los socialistas que desde la misma semana del diagnóstico de Teresa Romero han "tendida" su mano para colaborar con ellos pero "han preferido criticar la gestión y usar el ébola para continuar con estrategia partidista".

"Todavía no han sido capaces de señalar ni una sola actuación o decisión del Ministerio que haya sido errónea o equivocada, pero eso les da igual. Su hoja de ruta es la descalificación por la descalificación", se ha defendido Mato.

Además, la ministra ha defendido que "lo más importante" para el Gobierno es que Teresa Romero "ha superado el ébola y ya está en casa con su familia" y que ninguna de las 83 personas que estuvieron en contacto con ella ni los profesionales que la han atendido han desarrollado la enfermedad.

"La sanidad española y madrileña ha demostrado que está preparada para hacer frente al ébola con éxito", ha señalado la ministra, al tiempo que ha defendido que los profesionales españoles tienen una preparación y medios "a la altura de cualquier otro país del mundo".

Por su parte, la senadora madrileña ha acusado a la ministra de "vivir en otro mundo" y "no tener los pies en el suelo", y ha lamentado que tras el contagio de la auxiliar de Enfermería "tardaran una semana en arrancar" en la gestión del caso, lo que causó una "grave alarma" ciudadana y evidenció "graves deficiencias" en el seguimiento de los contactos.