20 de febrero de 2006

Matesanz confía que la organización de trasplantes en Latinoamerica "cambie diametralmente en un plazo de cinco año"

GRANADA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, confió hoy que "en un plazo de cinco años" la tasa de donación y el modelo de organización de trasplantes en Latinoamérica "cambie diametralmente", un extremo en el que la propia ONT "ya está trabajando estrechamente a través de la Red/Consejo Iberoamericano de donación de trasplantes".

Matesanz avanzó, en declaraciones a Europa Press, que la asimilación por parte de Latinoamérica del modelo de donación español, "líder mundial en tasa de donantes y trasplantes", será uno de los "principales ejes temáticos a debatir" durante los próximos días 27, 28 y 29 de marzo, fecha en la que esta Red/Consejo se reunirá en Madrid.

El coordinador de la ONT se refirió a la viabilidad para "llevar nuestro modelo de donación y coordinación a Latinoamérica", pese a que reconoció las dificultades "técnicas y económicas" en muchos de estos países, que hacen que su tasa de donación "se sitúe en los 5,1 donantes por millón de habitantes, frente a los 35,1 donantes por millón de España".

Con todo, Matesanz, quien hoy informó en Granada del curso anual de organización en trasplantes 2006, indicó que los técnicos de esta Red/Consejo ya han elaborado varios trabajos en este sentido, de tal forma que "los primeros países con mayor potencial para asimilar nuestro modelo de ONT son los del Cono Sur".

"Uruguay, Chile, Argentina y Brasil se muestran como los países con más posibilidades de despegue en esta faceta", declaró Matesanz, quien, a modo de ejemplo, expuso el caso argentino "que en tan sólo dos años ha pasado de una tasa de seis donantes por cada millón de habitantes a 12 donantes por millón".

Frente a este primer grupo de países en el que las posibilidades de adoptar el modelo español de ONT "es mayor", se encuentran otros "como Paraguay o Bolivia con fases de desarrollo muy primitivas". De igual forma, se refirió a las posibilidades emergentes de países "como Colombia y Venezuela que disponen de potencial económico para desarrollar nuestro modelo", aunque adolecen "en la materia formativa".

Justo en el polo opuesto, añadió, "se encuentran otros países como Cuba donde técnicamente están muy desarrollados, aunque económicamente sufren lagunas muy importantes". Por ello, Matesanz aclaró que "para cada uno de estos países estamos desarrollando estrategias de asimilación individualizadas", un aspecto en el que se volverá a incidir en la próxima reunión de Madrid.