11 de septiembre de 2008

Mascato ya ha retirado todos sus lotes de coquina de Perú y descarta que las hepatitis provengan de su mercancía

Sanidade asegura que en Galicia no se ha dado ningún contagio de hepatitis A vinculado a este producto

VIGO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa importadora y exportadora de pescado y marisco congelado Mascato ya tenía retirados hoy del mercado español sus lotes de coquina procedentes de Perú, un total de 47, aunque confió en que la aparición de cinco casos de hepatitis A en Valencia asociados al consumo de este producto no provengan de su mercancía.

Según explicó en declaraciones a Europa Press el portavoz de relaciones externas de Mascato, Álvaro Martín, ante la alerta sanitaria decretada, ayer se procedió a la retirada del producto, "varias toneladas" de coquinas distribuidas por varios puntos de España.

En este sentido, Martín destacó que la empresa, con sede en Vigo, había realizado todas las pruebas con resultado "satisfactorio" y recordó que trabajan con clientes de toda España y no sólo la Comunidad Valenciana. Debido a estas circunstancias, confió en que el problema sanitario no provenga de sus productos, al tiempo que aseguró que, por ahora, "no se han recibido noticias de que alguno de nuestros consumidores hubiese tenido algún problema".

En todo caso, aseguró que "esto no quita que se tomen medidas" ante una alerta sanitaria, dado que la empresa exportadora peruana de la que se ha ordenado la retirada del producto, Gamp, es proveedora de Mascato. "Estamos a la espera de lo que digan los análisis, pero creemos que no hay contaminación en nuestro producto", reiteró Martín.

TRAZABILIDAD

Por su parte, fuentes de la Consellería de Sanidade explicaron que la alerta se recibió el pasado martes y, a partir de ese momento, la Dirección Xeral de Saúde Pública en colaboración con la firma viguesa "se pusieron en marcha para tenerlo todo retirado hoy", por lo que han salido del mercado un total de 47 lotes en toda España.

Sanidade explicó que la empresa tenía "bien hecha" toda la trazabilidad --procesos que permiten conocer la historia completa del producto a lo largo de la cadena de suministros-- y que, además, tenía "todo en regla", cuestiones que "facilitaron mucho" la actuación.

Por otra parte, también aseguraron que en Galicia no se han registrado contagios de hepatitis A vinculados con el consumo de coquina, un molusco que "no está presente en la gastronomía gallega y que es más propio del Levante norte".

Al respecto de la alerta sanitaria, fuentes de la consellería recordaron que suelen permanecer hasta que no se retire el 100 por ciento del producto del mercado o mientras no haya pasado "un tiempo prudencial" al respecto de la fecha de caducidad del producto.

En este caso, la caducidad de estas coquinas es de un año, por lo que Sanidade recordó que si algún consumidor tiene alguno de estos productos en su congelador, el establecimiento donde ha sido adquirido "tiene la obligación de recogerlo".