3 de abril de 2006

Más de la mitad de los pacientes que padecen psoriasis evitan la actividad física para no mostrar su enfermedad

Más de la mitad de los pacientes que padecen psoriasis evitan la actividad física para no mostrar su enfermedad

BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un 58% de los pacientes con psoriasis evita realizar actividades físicas para no mostrarse en público, mientras que un 29% modifica su peinado en función de su enfermedad, según datos presentados por el dermatólogo del Hospital Universitari Germans Tries i Pujol de Badalona (Barcelona), Miquel Ribera, en un curso sobre la enfermedad.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica y no contagiosa, que se caracteriza por la presencia de placas rojo-escamososas. En España, un 1,4% de la población padece psoriasis, lo que significa que casi un millón de personas sufre esta enfermedad, de origen genético, mucho más frecuente en la raza blanca que en cualquier otra.

La edad media de diagnóstico de la enfermedad se sitúa en nuestro país en torno a los 30 años y se calcula que entre un 25 y un 30% de los pacientes padece en algún momento de su vida un episodio de psoriasis grave.

Aunque la enfermedad no comparta ningún riesgo social, el estudio presentado hoy demuestra que se trata de una de las patologías que mayor impacto psico-social presentan, a la altura del asma, el infarto de miocardio y la diabetes, ya que afecta gravemente la calidad de vida de quien la padece.

Es por ello que el catedrático de Dermatología de la Universitat Autònoma de de Barcelona y jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Germans Tries i Pujols, Carlos Ferrándiz, reclamó "mayor atención por parte de las autoridades sanitarias a los pacientes afectados con psoriasis" por su "impacto en la calidad de vida".

Ambos especialistas destacaron la introducción de los fármacos biológicos en el tratamiento de la psoriasis, que "atacan el problema de fondo, en lugar de incidir sólo sobre los síntomas". Un estudio realizado en España demuestra que un 40% de los pacientes tratados con fármacos tópicos no están satisfechos con el tratamiento, mientras que un 32% lo considera poco efectivo.