14 de junio de 2006

Más de medio centenar de países siguen sin realizar tests de VIH a la sangre donada

Más de medio centenar de países siguen sin realizar tests de VIH a la sangre donada

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra hoy, la Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado en el que subraya los avances conseguidos en los países en vías de desarrollo para aumentar la cantidad de sangre donada y elevar sus niveles de seguridad. No obstante, advirtió que todavía en 56 de los 124 países que suministran datos a la organización, no se realizan controles de VIH, Hepatitis B y Sífilis al material donado, debido a la falta de recursos. En España, la Federación Española de Donantes de Sangre advierte que las donaciones han disminuido.

La OMS fijó el Día Mundial del Donante como una fecha para rendir homenaje a las millones de personas que de manera gratuita donan su sangre para salvar la vida a personas que lo necesitan; para aumentar la concienciación sobre la necesidad de sangre "segura" y para animar a la población a las donaciones regulares.

Desde el año 1997 el objetivo de la OMS es que el 100 por cien de las donaciones se hagan de manera gratuita en un contexto en el que, según explican en el comunicado "todavía en muchos países se depende de las donaciones pagadas o de las de sus familiares". Esta organización resalta el hecho de que en 56 de los 124 estados de los que recibe información ha aumentado el volumen de sangre donada. Los otros 68 bien se han mantenido en la línea o han experimentado una disminución en las donaciones gratuitas.

En total hay 49 países que han conseguido la gratuidad en el cien por cien de las donaciones que se realizan, de los que sólo 17 son países en vías en desarrollo. Según argumenta la OMS, las donaciones gratuitas son más seguras porque es menos probable que la gente mienta sobre su estado de salud y además se ha demostrado que las personas que donan sangre son más proclives a cuidarse.

Así por ejemplo cuenta que en Sudáfrica, donde un 23,3 por ciento de la población está infectada por VIH, la tasa de infectados entre sus donantes regulares es de un 0,03 por ciento. Este aspecto es especialmente importante en un marco en el que todavía 56 países no realizan controles de VIH, Hepatitis B y C o sífilis a la sangre donada. Esto es debido a la escasez de material o a su elevado coste y a la falta de infraestructura y de personal formado.

EN ESPAÑA, DISMINUYEN

Pese a ello, la OMS se felicita de la progresión de algunos países como China, Malasia e India en relación al control de seguridad en la sangre y en la proporción de donaciones gratuitas sobre el total. Así por ejemplo en Malasia se ha pasado de un 50 por ciento de donaciones gratuitas en 2002 a un 99 por ciento en 2004 y en India se ha saltado de un 45 a un 52,42 por ciento. En China, la reducción de sangre y plasma comercial ha llevado al porcentaje de sangre gratuita de un 22 por ciento en 1998 a un 94,5 por ciento en 2005.

Mientras, en España, la Federación de Donantes de Sangre denunció que en nuestro país el número de donaciones se han estancado o incluso han disminuido, un hecho que atribuyen a la indiferencia del Ministerio de Sanidad, que mira para otro lado en cuestiones tan importantes.

Concretamente, aseguró que se ha pasado de 39 a 37 donaciones por mil habitantes, un descenso que atribuyó al incremento de población. Por eso, el presidente de esta entidad, avanzó que se va a lanzar una campaña sobre la importancia de la donación destinada a este colectivo y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. No obstante, pidió al Ministerio de Sanidad que adopte una línea más cercana al colectivo de donantes de sangre o de lo contrario "no va a ser posible salir del déficit de donaciones que tenemos actualmente".