28 de mayo de 2014

Más del 90% de los vascos cree que el cigarrillo electrónico debe prohibirse en espacios públicos

Un 93,9% está a favor de una legislación semejante a la de Reino Unido que prohíbe fumar en los coches cuando hay niños

Más del 90% de los vascos cree que el cigarrillo electrónico debe prohibirse en espacios públicos
CEDIDA

BILBAO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Más del 90% de los vascos opina que el uso del cigarrillo electrónico debe legislarse y prohibirse en espacios públicos, según una encuesta realizada entre 1.321 fumadores y no fumadores por la Sociedad Vasca de Medicina de Familia y Comunitaria (Osatzen), con motivo de la XV Semana sin Humo.

La encuesta, que se ha efectuado con la colaboración del Departamento de Salud del Gobierno vasco, recoge, entre otros temas, un estudio sobre el uso del cigarrillo electrónico, que en la actualidad es "de venta libre y puede ser adquiridos por menores", explican desde Osatzen. Un 90,2% de los encuestados en Euskadi es partidario de que se legisle sobre esta materia, frente a un 9,8% que no lo es.

La médico de familia de Osatzen y coordinadora de la 'Semana Sin Humo' Arantza Mendiguren ha señalado, en este sentido, que "en este momento no hay estudios que avalen la seguridad del producto ni su eficacia para dejar de fumar, por lo que es necesario ser prudentes y cautos en tanto en cuanto no se conozcan los riesgos del cigarrillo electrónico".

El 86,9% de las personas encuestadas en el País Vasco cree que debe prohibirse la publicidad del cigarrillo electrónico en tanto no se conozcan sus efectos.

El 90,4% de los vascos opina que el uso del 'e-cig' debe prohibirse en los espacios públicos, incluidos bares y restaurantes, puesto que se desconocen los efectos en otras personas.

La mayoría de los encuestados, un 77,5%, coincide en que el cigarrillo electrónico influye en que los jóvenes empiecen a fumar y un 81,9% opina que el producto tiene influencia en el hecho de que los fumadores no se planteen dejar el hábito.

En función de los datos aportados en el estudio, un 10% de los fumadores se declaran usuarios de estos productos. De éstos, un 12% dice consumirlo en lugares públicos en los que está prohibido fumar. Otros lo usan como sustituto del tabaco y algunos compaginan su consumo con el de los cigarrillos.

EXPOSICIÓN AL HUMO DE LOS NIÑOS

La encuesta también aborda la exposición al humo del tabaco en niños, que un 86% de los encuestados vascos considera "muy nociva". Un porcentaje más elevado, el 93,9%, está a favor de una legislación semejante a la que se aplica en el Reino Unido por la que se prohíbe fumar en los coches cuando hay niños en su interior.

"La realidad es que a la población vasca en general cada vez le importuna más el humo del tabaco, incluso a los que fuman, tal y como lo afirma el 61,5% de los encuestados", destacan los responsables del estudio.