1 de diciembre de 2006

Más de 50.000 seropositivos españoles están sin diagnosticar

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Sida, el Plan Nacional sobre esta enfermedad sacó ayer a la luz los datos de un estudio realizado en nuestro país y que revelan que entre 50.000 y 70.000 españoles son seropositivos, pero no lo saben, porque están sin diagnosticar. Esto supone, según los expertos un 30% más de contagios, ya que los enfermos, al ignorar su situación no toman las medidas oportunas.

La secretaria del Plan Nacional sobre Sida, María del Val, aseguró que "esta falta de conocimiento se debe a que a medida que ha aumentado la transmisión por vía heterosexual se incrementa el infradiagnóstico". Del Val manifestó que "la atención primaria es fundamental para que la población sana no se contagie, ya que el médico de cabecera es quien está en contacto permanente con los pacientes y, por otro lado, también es importante en el diagnóstico".

Además, añadió que "como desde que se produce el contagio hasta que se desarrolla la enfermedad pueden transcurrir de ocho a diez años y la enfermedad es asintomática en sus primeros años, hay muchos pacientes que ignoran que están infectados". "Sin embargo en este amplio período de tiempo todas estas personas acuden en múltiples ocasiones al médico de familia por otros motivos. Por eso, es en la atención primaria donde se deben descubrir las conductas de riesgo y ofrecer la realización de la prueba", añadió.

3.000 CONTAGIOS ANUALES

Según el Plan Nacional sobre Sida en España están infectadas entre 125.000 y 150.000 personas y cada año contraen el virus unas 3.000 personas, aunque uno de cada cuatro desconoce su condición de seropositivo hasta que aparecen los síntomas. La secretaria del Plan Nacional sobre Sida aseguró que "sólo con que las personas seropositivas conocieran su situación y tomasen las medidas preventivas oportunas, se evitaría un 30% de los contagios".

Mientras que el contagio en los españoles se está reduciendo, la infección de la población inmigrante continúa creciendo. Según Del Val, "el 17% de los afectados por el VIH en nuestro país son extranjeros". La doctora Aguado explicó que "la mayoría de los inmigrantes infectados se infectan aquí y no en sus países de origen. El problema es que los que están de manera irregular no se acercan al sistema sanitario, por lo que es más difícil diagnosticarlos".