6 de diciembre de 2007

Más de 5.000 pacientes se infectan en hospitales españoles por una "mala" introducción del catéter cada año

Entre 400 y 600 pacientes fallecen por esta causa, un 10% del total

BARCELONA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Entre 5.000 y 8.000 pacientes se infectan cada año por una "mala" introducción del catéter en hospitales españoles durante su estancia en las unidades de cuidados intensivos (UCI), según se concluyó en la jornada sobre 'Actualización en Terapia Intravenosa', celebrada en Barcelona y organizada por Laboratorios Rovi, entre otras empresas.

La responsable de enfermería Clínica de la UCI del Hospital Vall d'Hebron, Alba Riera, explicó que, de los infectados, un 10% fallecen por infecciones como la 'bacteriemia'(BCR), que suele relacionarse con los catéteres. Esto supone que entre 400 y 600 personas mueren cada año por este motivo.

Según informó la organización de las jornadas, "pinchazos accidentales" durante la introducción de un catéter "pueden exponer al paciente al riesgo de contraer hepatitis, flebitis, trombosis, edema pulmonar, afectación nerviosa, Sida e incluso provocar la muerte".

Además, estas situaciones, que obligan al paciente a permanecer en la UCI una media de veinte días más, tienen un "coste elevado" para las administraciones públicas.

Las jornadas, en las que participaron 300 sanitarios, sirvieron para reclamar "la urgente necesidad de potenciar la seguridad del paciente" durante la inserción de catéteres venosos. Para ello, los profesionales apostaron por la adopción de las medidas propuestas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reducir el nivel de infecciones.