27 de mayo de 2015

Mas de 377.000 personas piden al Gobierno que subvencione los alimentos sin gluten para celiacos

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Lucía Gemma Fernández es intolerante al gluten, como su padre, su tío y sus tres hijos de 13, 12 y 8 años; todos son celiacos, es decir sufren una intolerancia permanente que les obliga a comprar productos libres del gluten del trigo, cebada, centeno y avena, lo que les supone comprar alimentos que actualmente cuestan de promedio un 280% más.

Esta situación, que Lucía Gemma sufre desde hace 40 años, la llevó el pasado mes de febrero a registrar una petición de firmas en la web 'Change.org' solicitando al Gobierno que subvencione o facilite de algún modo la compra de estos alimentos, como ya ocurre en muchos otros países de Europa. Hasta el momento más 377.000 personas han firmado su petición, de ellas 376.000 firmas han sido entregadas este miércoles en el Ministerio de Sanidad.

"España es el único país de Europa que no tiene ayudas para los celiacos, ahora sí ha dinero para coches oficiales", afirma en una entrevista a Europa Press, donde afirma que principal objetivo es que, "por favor, el Gobierno nos facilite el acceso a los celiacos a los alimentos sin gluten".

Como recuerda en la petición ella es "afortunada" porque su familia puede permitirse -"no sin dificultades presupuestarias", añade- comprar estos alimentos. Sin embargo, señalaba emocionada, entre los asistentes a la entrega de firmas había quien no pueden permitirse estos alimentos.

"Una madre me ha contado que no llega a fin de mes, están los dos en el paro y no tiene ni siquiera dinero para comprar alimentos ordinarios, ¿cómo va a comprar los que no tienen gluten?", afirmaba, recordando que sin tener mas opciones ponen en riesgo su salud porque no pueden acceder a ellos.

Por hacerse una idea, un kilo de harina normal (trigo) vale aproximadamente 0,60 céntimos de euro, mientras que sin gluten se puede llegar a los 5 euros; un kilo de macarrones normales pueden comprarse por 0,70 céntimos de euros, pero sin gluten el precio se aproxima a 5 euros; finalmente un kilo de galletas normales de trigo pueden comprarse por 2,70 euros, sin embargo si las quieres sin gluten el precio sube a los 8 euros.

"Tenemos que pagar en algunas ocasiones hasta 10 veces más", afirma reiterando que su objetivo es conseguir un precio justo para los alimentos sin gluten. En su caso, a la semana afirma pagar hasta 300 euros más por su carro de la compra que lo que paga una familia que no se ve afectada por la celiaquia.

Además, solicita la creación de un sello único y 100% público que homologue a los alimentos sin gluten específicos para celiaco, y que en el caso de recurrir a empresas certificadoras y/o laboratorios privados, se haga siempre a través de una licitación transparente. "Queremos un sello único, público y homologado que unifique todos", reitera.

Lucía Gemma también solicita al Gobierno que se informe otra es que se informe "concienzudamente y correctamente" sobre la enfermedad celiaca en centros educativos, centros de acogida, residencias de ancianos, colegios, comedores sociales, centros sanitarios y en cualquier organismo público de características similares.

Asimismo, un listado de alimentos sin gluten 100% gratuito y de libre acceso, ya que ha visto que, muchas veces, estas listas sólo se suministran desde las asociaciones y federaciones a sus asociados; igualdad y la normalización de los celiacos en todos los aspectos; e investigación pública sobre la enfermedad

Finalmente, la no discriminación de los celiaco y de las empresas que desean producir y comercializar productos sin gluten, que se ven obligadas a pasar por costosísimos procesos de homologación algunas veces duplicados, y que actualmente ven afectada su competitividad o viabilidad, "viéndose perjudicado el consumidor final al repercutirse estos sobrecostos en el precio final de los productos".

PRIMERA MARCHA 'PRO DERECHOS DEL CELIACO'

Aprovechando que este miércoles se celebra el Día Nacional de la Celiaquia, se ha organizado la primera marcha 'Pro Derechos del Celíaco', que partía del Palacio de Comunicaciones de Cibeles para concluir una hora después con la entrega de firmas. Aproximadamente, una 150 personas se les han unido en esta primera convocatoria que, según explica, pretende repetirse en octubre.

"Ha venido mucha gente para ser la primera y solo convocar por las redes, afirma Fernández, quien se lamenta de que, tanto con objeto de la misma como de la recogida de firmas, no hay contado con las grandes asociaciones de celiacos en España.

Ella, por su parte, acaba de poner en marcha a asociación 'Celiacos en Acción' (www.celiacosenaccion.org) con la que tener mayor visibilidad y poder apoyar mejor a estos enfermos y sus familiares. Asimismo, han lanzado el hastag #quenopare con el que pretenden dar visibilidad a sus peticiones mediante su cuenta de twitter (@celiacosaccion) y su perfil en facebook (https://www.facebook.com/celiacosenaccion?fref=nf).

Desde ella, y como presidenta, pretende dar voz a todos, sin cuotas de asociación, "siendo todos iguales, celiacos y no celiacos, restaurantes y empresas". Hoy se calcula que hay unas 500.000 personas en toda España que son intolerantes al gluten, "aunque no todos los celiacos están diagnosticados", recuerda.