18 de agosto de 2014

Más de 3.000 personas apoyan la campaña de una madre que pide al Gobierno cerrar webs que fomenten la anorexia y bulimia

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Más de 3.000 personas se han sumado a la campaña impulsada por la madre de una menor enferma de anorexia para instar al Gobierno a elaborar una nueva ley que permita el cierre de las páginas webs en las que se fomenta o apoya la anorexia y la bulimia, conocidas como 'Pro-Ana y Pro-Mía'.

Según ha informado la plataforma digital de peticiones Change.org, Nadia, la hija de Lidia, tiene 14 años. Lidia ha explicado que en el mes de enero su hija Nadia "dejó de ser una chica abierta y sociable y empezó a estar enfadada e irascible, disminuyendo la cantidad de comida que ingería".

En ese momento su hija le reconoció que había visitado una de estas páginas: "Nada más leer las primeras líneas, las lágrimas me rodaban amargamente y el vello se me erizó como nunca. Lo recuerdo como lo más espantoso que he leído jamás", explica Lidia en su petición.

Además, agrega que en estas páginas, adolescentes como su hija, "en una edad difícil, encuentran todo tipo de consejos y apoyos para perder peso hasta niveles que afectan gravemente su salud e incluso ponen en riesgo sus vidas".

Tras pasar más de 50 días ingresada en una unidad de trastornos alimenticios, Nadia continúa su recuperación y el tratamiento psicológico, aunque su peso está aún por debajo de los 51 kilogramos.

En su campaña, Lidia reconoce "que es difícil retirar de la red todas estas páginas" y por eso pide al Gobierno "un esfuerzo mayor para cerrarlas y bloquear sus contenidos". "No es normal que haya una persecución mayor contra las páginas de descarga de películas que contra las páginas que ponen en riesgo la salud y la vida de nuestros hijos", ha criticado.