26 de abril de 2006

Más de 10.000 médicos catalanes son llamados hoy de nuevo a un paro de dos días

Más de 10.000 médicos catalanes son llamados hoy de nuevo a un paro de dos días

BARCELONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de 10.000 médicos catalanes están llamados a la huelga de dos días que empezará hoy en una cincuentena de hospitales y 450 ambulatorios públicos y concertados y que está previsto que continúe el miércoles y jueves de la semana próxima. El paro, convocado por el sindicato corporativo Médicos de Catalunya, tiene como objetivo reclamar un convenio laboral propio para poder mejorar las condiciones laborales del sector.

Durante la jornada de ayer martes, el sindicato de médicos mantuvo unas jornadas de intensas negociaciones con representantes de Salud en la Conselleria de Trabajo, que finalizaran pasadas las 23.15 horas de la noche. Tras éstas, el director del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Raimon Belenes, mostró "avances" y "acercamientos importantes" en los ámbitos de negociación del nuevo órgano del Consejo de la Profesión Médica, que está previsto que se constituya mañana jueves.

Además, indicó Belenes, también se acordaron algunas medidas económicas que posteriormente se trasladarán al convenio colectivo de la Red Hospitalaria de Utilización Pública (XHUP), cuyo acuerdo final se rubricará de forma inminente, y al convenio colectivo del ICS, cuya mesa de negociación colectiva se abrirá la próxima semana.

Según Belenes, en el momento en que la mediadora de Trabajo, la directora general de Relaciones Laborales, Mar Serna, pidió que pusieran por escrito los avances en un acta de acuerdo que permitiera desconvocar la huelga, los médicos indicaron que "eso no era posible porque era muy tarde desconvocar el paro", indicó.

"Para nosotros es una mala noticia que lamentamos enormemente", señaló Belenes, al tiempo que se mostró "esperanzado" y "frustrado" a la vez después de --aseguró-- haber hecho todos los esfuerzos de "diálogo" y "paciencia" posibles.

Desde la patronal sanitaria, el director general de la Unión Catalana de Hospitales (UCH), Boi Ruiz, criticó la postura del sindicato que "después de los avances extraordinarios la sorpresa ha sido que no han desconvocado la huelga alegando que era muy tarde y que por problemas técnicos y de tiempo" no podían desconvocarla.

"Hubo una aproximación conceptual absoluta" y una "aceptación explícita", según Ruiz, quien subrayó la "irresponsabilidad" de los médicos.

Por su parte, el secretario general del sindicato Médicos de Catalunya, Patricio Martínez, destacó que pese a los "acercamientos" y "tras sentirse defraudado dos veces consecutivas" por la Conselleria de Salud no se pudo desconvocar la huelga debido a la "inconcreción" de los temas tratados.

"Sólo se trataron promesas sin concretar" relacionadas con las funciones del Consejo de la Profesión Médica y con otros puntos relacionados con la carrera profesional, los incentivos laborales y la formación, entre otros. "Nos ha faltado que esto estuviera encima de la mesa con un compromiso" y "una mayor redacción", excusó al tiempo que esperó una "respuesta masiva" del paro.

La convocatoria de huelga se dirige a los facultativos del Servicio Catalán de la Salud (SCS), es decir, a los médicos que forman parte de la red pública de la sanidad del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y a los médicos de la red concertada de Hospitales de Utilización Pública (XHUP), que también engloba a algunos ambulatorios.

Como excepción, el Hospital Clínic, el Hospital Sant Pau, el Hospital de l'Esperança y el Hospital del Mar no estarán afectados por la huelga al disponer de un convenio laboral propio, distinto al del ICS y de la XHUP.

Para hoy está prevista una concentración de médicos en el Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde está prevista la visita del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y la consellera de Salud, Marina Geli, para inaugurar el nuevo edificio de consultas externas del centro.

En esta ocasión, se habilitarán los mismos servicios mínimos de la pasada huelga que tuvo lugar del 28 al 30 de marzo. En este sentido, funcionará de forma normal el servicio de urgencias tanto para la atención a los enfermos ingresados a las unidades de observación de urgencias a criterio del médico encargado por el enfermo.

En el primer día de paro estará operativa una cuarta parte de la plantilla, mientras que en el segunda una tercera parte de los Centros de Atención Primaria (CAP) y hospitales.

También funcionarán de forma norma las unidades especiales de curas intensivas, unidades de vigilancia intensiva, unidades coronarias, unidades de hemodiálisis, neonatología, partes y tratamientos de radioterapia y quimioterapia, así como todas aquellas que puedan tener consideración de unidades especiales de urgencia vital.

Por otro lado, deberán garantizarse los tratamientos de radioterapia y quimioterapia en situaciones urgentes y de necesidad vial y, en otras situaciones, a criterio del facultativo que atiende el enfermo.