14 de diciembre de 2012

Martínez Olmos reprocha al Gobierno que "implante por la puerta de atrás" el copago de medicamentos ambulatorios

Martínez Olmos reprocha al Gobierno que "implante por la puerta de atrás" el copago de medicamentos ambulatorios
PSOE DE GRANADA

GRANADA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado socialista y portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, José Martínez Olmos, ha reprochado este viernes al Gobierno que implante "por la puerta de atrás" el copago de medicamentos que se dispensan de manera ambulatoria en hospitales, al haberse incluido en el decreto de sostenibilidad de las pensiones, que "no tiene nada que ver con temas sanitarios".

Así lo ha señalado Martínez Olmos en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha recordado que el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una iniciativa para que se suprima este copago "impuesto por el Gobierno", que también repercutirá en los medicamentos correspondientes a otros tratamientos crónicos por enfermedades como la hepatitis C, cuyos costes alcanzan hasta 2.400 euros mensuales.

De esta manera, todos los pacientes que reciben medicamentos de manera ambulatoria en hospitales y centros de salud tendrán que abonar cuatro euros cada vez que adquieran los fármacos, ha señalado Martínez Olmos.

A su crítica ha sumado la decisión de "imponer" el copago en el transporte sanitario no urgente. "La ministra de Sanidad no sabe qué es ir en ambulancia para recibir un tratamiento de quimioterapia o de hemodiálisis, como si fuera una decisión individual de los ciudadanos querer ir en una ambulancia para recibir tratamiento", ha clamado el diputado socialista.

Ha incidido en que el Gobierno también ha anunciado el copago en las prótesis y en la dietoterapia. Unas medidas que a su juicio "pueden suponer para los pensionistas afectados hasta un 15 por ciento de su salario mensual", lo cual ha tachado de "atraco" a la capacidad económica de este colectivo. "La ministra Ana Mato y el Gobierno del PP perjudican la salud de los ciudadanos de España con sus decisiones", ha apostillado.

De hecho, el representante socialista ha asegurado que "ya es una realidad en los servicios sanitarios o en las oficinas de farmacia que los ciudadanos, especialmente los pensionistas con enfermedades crónicas, empiezan a no adquirir determinadas medicinas cuando se acerca el final de mes y no pueden atender sus necesidades".

A su entender, "estas políticas están contribuyendo a incrementar la desigualdad ante la salud y ha recordado que la propia sociedad, a través de los sondeos habituales que realizan instituciones como el Centro de Investigaciones Sociológicas, sitúan por primera vez a la sanidad pública entre sus primeras preocupaciones".

"Después de once meses del Gobierno de Mariano Rajoy --ha afirmado Martínez Olmos-- es evidente que los ciudadanos españoles tienen que pagar más por todo lo que reciben de la sanidad pública, pero también que reciben menos de la sanidad pública".

En su opinión, las decisiones del Gobierno en materia sanitaria están suponiendo unos "sacrificios inaceptables" desde el punto de vista de la salud de las personas. Unos sacrificios, ha dicho, que "no sirven para nada, porque se comprueba que no consiguen ni los objetivos de control del déficit público ni la creación de empleo".

"Tenemos que decir basta ya de golpear a la población en general y, sobre todo, a las necesidades sanitarias de pacientes crónicos y pensionistas", ha señalado el diputado socialista, que ha anunciado que su formación pedirá la retirada de estas medidas.

EN GRANADA

Según los datos que baraja el diputado socialista, en Granada hay más de 3.000 pacientes con tratamientos oncológicos tendrán que pagar por los fármacos que reciben de manera ambulatoria en hospitales y centros de salud.

Además, unos 1.500 ciudadanos se desplazan diariamente en ambulancia, de manera programada, para recibir diferentes tratamientos.

"Esos pacientes que se desplazan en ambulancia de forma programada, por indicación médica, van a tener un copago que va de 10 a 60 euros mensuales en función de su renta personal, lo que va a suponer para los pacientes granadinos entre 6 millones y 12 millones de euros anuales", ha explicado.