28 de mayo de 2014

La Marea Violeta rechaza la sentencia del caso de la enfermera y espera que Fiscalía y Junta recurran

JAÉN, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones, colectivos y demás formaciones de mujeres que integran la Marea Violeta de Jaén han mostrado su "contundente rechazo" a la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Jaén que absuelve de un delito de asesinato al marido de la enfermera A.G.O., hallada muerta en su domicilio en octubre de 2012, y aboga por que tanto la Fiscalía como la Junta de Andalucía --en su calidad de acusación popular-- recurran la misma ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

En una nota difundida este miércoles, la Marea Violeta califica el veredicto de no culpabilidad emitido por un jurado y en el que se basa la sentencia como "la guinda de un cúmulo de despropósitos" que, en su opinión, "se inició en el mismo momento en el que la jueza ordenó el levantamiento del cadáver de A.G.O. presuponiendo que estaba ante un suicidio y no en el escenario de un crimen que hoy por hoy sigue sin esclarecerse".

"De haberse actuado correctamente desde el principio, posiblemente hoy nos encontraríamos ante otro tipo de la sentencia", apunta esta plataforma, que aboga por que tanto la Fiscalía como la Junta de Andalucía recurran la sentencia ante el TSJA "con el fin de agotar todas las posibilidades para impedir" que esta muerte "quede sin resolverse".

Las integrantes de la Marea Violeta lamentan "profundamente" que la absolución del acusado "se haya basado" en los "argumentos de los informes periciales pagados de su propio bolsillo" por el encartado, J.A.P., y que "cuestionan los del Instituto de Medicina Legal de Jaén, en los que se pone de manifiesto que A.G.O. no se suicidó y que falleció por muerte violenta".

Para este colectivo, "es necesario que, de una vez por todas, la sociedad tome nota de lo que ha pasado en este caso para que no vuelva a ocurrir", y las administraciones competentes deben ser "extremadamente cuidadosas para impedir que haya más muertes declaradas suicidios a simple vista, que haya errores técnicos que vicien los procesos judiciales".

En este caso, según añaden, "hubiera sido suficiente" con que a la enfermera "se le hubiera tomado la temperatura a su cuerpo para determinar la hora de su fallecimiento", pero "en el juicio quedó de manifiesto que esto no se hace en Jaén porque, entre otras cosas, no se dispone del termómetro adecuado para hacerlo".

"Por este detalle, en apariencia insignificante, toda la versión horaria del acusado en el día de los hechos ha quedado justificada a su favor", apunta la Marea Violeta, que exige a la Junta "de cara al futuro más inmediato", que "dé ejemplo y garantice que los abogados que actúen en causas judiciales por violencia de género tengan formación especializada en esta materia, porque es la única forma de asegurar que las víctimas, sobre todo aquellas que por desgracia ya no pueden tener voz, estarán perfectamente representadas y defendidas".

No se trata --aclaran-- de "una crítica a la letrada que representó a la Junta en esta causa", que "hizo un buen trabajo junto con el fiscal", sino de "una propuesta en firme que puede ayudar a una lucha efectiva contra la violencia de género", que Marea Violeta define como "una lacra contra la que la sociedad debe posicionarse y cuya manifestación más trágica es el asesinato de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas sentimentales".

La plataforma feminista concluye avanzando que "velará" para que las víctimas, "aquellas que ya nunca podrán pronunciarse", cuenten con "todo el apoyo de las administraciones e instituciones", y seguirá trabajando "para que la sociedad se pronuncie claramente contra la violencia de género en todas sus manifestaciones y contra todos los hombres que la ejercen por muy respetados y arropados que estos sean en sus círculos cotidianos y por muy intachable que sea su comportamiento en el ámbito de lo público".