6 de febrero de 2008

Manos Unidas pone en marcha una campaña para mejorar la salud de las madres en el Tercer Mundo

Manos Unidas pone en marcha una campaña para mejorar la salud de las madres en el Tercer Mundo
MANOS UNIDAS

SANTANDER, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Manos Unidas ha puesto en marcha una campaña dirigida a mejorar la salud de los madres en los países del Tercer Mundo y reducir las muertes en el embarazo y el parto. La organización desarrollará diferentes actos esta semana en Cantabria para recaudar fondos destinados a las mujeres que viven en distintos países de África, Sudamérica y Asia.

Bajo el lema 'Madres sanas, derecho y esperanza', el objetivo de la campaña es "reducir en tres cuartas partes la tasa de mortalidad", según informó la presidenta diocesana de Manos Unidas en Santander, Rosa Gutiérrez, quien destacó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 500.000 mujeres mueren al año en el mundo por problemas derivados del embarazo y el parto, cifra que consideró "demasiado sonrojante".

Por ello, Manos Unidas quiere "apostar por la mujer para tener una maternidad sana y llena de esperanza", de acuerdo con el denominado '5º Objetivo del milenio', suscrito en el año 2000 por 191 estados de Naciones Unidas, explicó. Los actos programados comenzarán hoy a las seis de la tarde en Torrelavega, donde se presentará la campaña, y proseguirán en Santander, desde mañana hasta el 10 de febrero.

En la capital cántabra, la presentación tendrá lugar mañana, a las siete y media de la tarde, en el centro cultural Modesto Tapia, con la intervención del misionero Alejandro Canales. El viernes, a la misma hora, se celebrará 'El día del ayuno voluntario, con una misa presidida por el Obispo en la iglesia de los Jesuitas, seguida de la lectura de un manifiesto en la Plaza Porticada.

El sábado y el domingo se realizará la única colecta del año avalada por la Conferencia Episcopal a favor de Manos Unidas, y en la que la organización espera recaudar en toda España unos 800.000 euros.

El misionero Alejandro Canales, natural de Ampuero, que compareció en rueda de prensa junto a la responsable de Manos Unidas en Cantabria, destacó la necesidad de que los ciudadanos se sensibilicen con el problema de la maternidad en estos países y con las dificultades de las mujeres en los embarazos.

Canales, que lleva 22 años en misiones, ha realizado diversos trabajos en Chad, como la creación de dos centros culturales y una escuela primaria, "para dar posibilidades a los jóvenes para encontrarse y formarse".