30 de enero de 2006

Madrid.- El PP asegura que la Comunidad ha cerrado las residencias de ancianos en las que se detectaron irregularidades

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, Antonio Beteta, negó hoy que las residencias concertadas de mayores ofrezcan "un trato degradante" a sus internos y aseguró que la Comunidad de Madrid ha cerrado los centros en los que "se ha tenido constancia de irregularidades".

Beteta defendió que los servicios de inspección de la Administración regional en esta materia "funcionan adecuadamente", en respuesta a las acusaciones realizadas por el portavoz del PSOE, Rafael Simancas, quien amenazó con llevar ante la Administración de Justicia a las empresas que gestionan las residencias que ofrezcan "un trato indigno" a los ancianos.

El portavoz popular acusó al líder de los socialistas madrileños de "despreciar sistemáticamente" las actuaciones del Gobierno de Esperanza Aguirre, y aseguró que éste tiene como "prioridad" la atención a las personas mayores. En este sentido, recordó que la inversión presupuestada para mayores asciende en 2006 a 483,1 millones de euros y que en estos tres primeros años de legislatura se han creado 5.000 de las 9.000 plazas residenciales comprometidas por la presidenta regional.

Tras apuntar que la red pública de atención a personas mayores cuenta con 18.209 plazas de residencias y 2.870 en centros de día, Beteta destacó que para 2006, la Comunidad de Madrid prevé la puesta en marcha de ocho residencias, lo que implicará incorporar a la red un total de 1.244 plazas residenciales y 280 de centros de día.

También destacó que se crearán más de 1.000 plazas residenciales y de atención diurna a partir de conciertos con entidades privadas, a lo que añadió la entrada en servicio de un complejo de atención integral para enfermos de Alzheimer, que tendrá 156 plazas residenciales y 40 de centros de día.