5 de noviembre de 2012

El personal de la Administración autonómica dejará de recibir subvenciones para gafas o tratamiento dental

El personal de la Administración autonómica dejará de recibir subvenciones para gafas o tratamiento dental
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El personal de la Administración autonómica dejará de recibir subvenciones por parte del Gobierno regional para la compra de gafas o lentillas o para el tratamiento dental (extracciones y empastes), tal y como venían recibiendo hasta ahora, según se desprende del anteproyecto de presupuestos generales para el próximo 2013.

No obstante, sí que se mantienen las ayudas para el Abono Transportes, donde la Comunidad, en concepto de otras prestaciones para el personal, destina entre todos los organismos de la Administración madrileña más de 20 millones de euros para el próximo ejercicio, con partidas, por ejemplo de 135.000 euros para el personal de la Asamblea, o más de 300.000 euros para el del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA).

"Había históricamente una serie de ventajas para los empleados de la Administración, como el pago de las gafas, dentaduras o ciertas prótesis, cheques o vales para restaurante, que quedan suprimidos", ha destacado este sábado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Victoria.

De esta manera, se ha referido también a las ayudas que recibían para el cuidado de los hijos, para la guardería de hijos menores de tres años o para estudios. La supresión de todas estas subvenciones permitirá a la Administración un ahorro de más de 36 millones de euros.

"Todo esto se suprime salvo el abono de transporte con el fin de facilitar el transporte de los empleados y al mismo tiempo incentivar o estimular el uso de la red de transporte publico de la Comunidad de Madrid, que es la primera red de transporte en España", ha sostenido Victoria.

El objetivo, en definitiva, es garantizar el beneficio social que tiene una "mayor incidencia en el bienestar de los funcionarios públicos de la Administración regional", este abono transportes, que reciben 36.000 empleados públicos y supone un ahorro medio anual para sus bolsillos de más de 600 euros.