30 de enero de 2006

Madrid.- La huelga en la limpieza del Ramón y Cajal transcurre sin incidentes y respetando los servicios mínimos

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La primera jornada de la huelga indefinida convocada a partir de hoy por el sindicato CGT en el servicio de limpieza del Hospital Ramón y Cajal transcurrió sin incidentes y los servicios mínimos establecidos por la Consejería de Sanidad y Consumo se cumplieron "con total normalidad", según indicaron a Europa Press fuentes del centro sanitario.

La protesta, que comenzó a las 0.00 horas de hoy, está organizada por el sindicato CGT (Confederación General del Trabajo) y están llamados a secundarla todos los trabajadores de la empresa 'Klüh Linaer, SL' que están empleados en el hospital.

Al no haberse alcanzado acuerdo entre la empresa y el comité de huelga sobre la fijación de los servicios mínimos, la Consejería de Sanidad y Consumo estableció como básica la cobertura del cien por cien de los puestos en áreas críticas.

En este sentido, se advierte de que si se incumpliera la retirada diaria de residuos en los tres turnos, su acumulación se convertiría en un foco peligrosos para la salud, teniendo en cuenta que el año pasado se retiraron en este hospital 24.462 kilos de residuos citotóxicos, 198.058 kilos de residuos biopeligrosos y 55.549 kilos de residuos químicos.

ZONAS SEMICRÍTICAS, DE RIESGO MEDIO Y BAJO

Mientras, en las zonas de riesgo medio o semicríticas del centro se ha fijado un 50 por ciento de puestos a cubrir, de acuerdo a un criterio de selección, en función de su impacto sobre el área asistencial, teniendo en cuenta que los puestos a cubrir no son uniformes, pudiéndose prescindir de más personal en aquellos puestos homologables o aglutinables bien por tareas o proximidad, mientras que otros puestos que sólo requieren media jornada es inexcusable su cumplimiento.

Por último, para las zonas de bajo riesgo se deberán cubrir un 45 por cien de los puestos siguiendo pautas similares a medio riesgo en el que se han analizado pormenorizadamente aquellos puestos críticos, descontando otros que permiten mayor flexibilidad.