29 de marzo de 2006

Madrid.- El Hospital de la Princesa estrena un ciclo de talleres de prevención de la obesidad para el público general

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de La Princesa, dependiente de la red pública de la Comunidad de Madrid, acoge hoy el primero de una serie de talleres de prevención del sobrepeso que se desarrollarán en todos los centros de salud del Área Sanitaria 2 (Centro-Norte) de la región.

El ciclo, que está dirigido a la población general y lleva por título 'Exceso de peso: pequeños cambios, grandes soluciones', pretende exponer de manera sencilla pero científica qué es y cómo afecta a la salud la obesidad, un problema que afecta al 11,8 por ciento de los madrileños adultos, en mayor proporción a mujeres (14,3 por ciento) que a hombres (9,3 por ciento), informó el centro hospitalario madrileño.

Para ello, los médicos propondrán a los asistentes pequeños cambios en el estilo de vida, la alimentación y la actividad física como vía para combatir la obesidad. Así, les ofrecerán información práctica sobre las propiedades de los diferentes grupos de alimentos, el modo de cocinar platos saludables y consejos para respetar la dieta cuando se come fuera de casa.

También se orientará sobre cómo incrementar la actividad física sin necesidad de acudir a un gimnasio, calcular el índice de masa corporal (IMC) y su significado, y valorar la importancia para la salud de la acumulación de la grasa a nivel abdominal y su medida.

El taller concluye con un espacio abierto donde los asistentes pueden realizar preguntas, resolver dudas y plantear cuestiones relacionadas con la obesidad, la alimentación y el ejercicio físico.

ENFERMEDADES ASOCIADAS

Al margen de su dimensión estética, el sobrepeso tiene graves consecuencias para la salud. No en vano, una persona obesa tiene una esperanza de vida más corta y padece una serie de enfermedades graves asociadas, como la diabetes mellitus tipo 2, procesos cardiovasculares, hipertensión arterial o ciertos tipos de cáncer, muchas de las cuales afectan, además, a niños y jóvenes.

La obesidad causa asimismo un innegable impacto sociolaboral y en la autoestima de la persona, de consecuencias no siempre reversibles, y desde una perspectiva económica se estima que acapara el 2,7 por ciento del gasto sanitario en países desarrollados, si bien los costes reales son muy superiores, puesto que esa cifra no abarca todas las consecuencias de esta enfermedad.