3 de abril de 2012

Condenan al SERMAS a pagar a una viuda que no fue avisaba del fallecimiento y se encontró a su marido amortajado

Condenan al SERMAS a pagar a una viuda que no fue avisaba del fallecimiento y se encontró a su marido amortajado
EUROPA PRESS

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha sido condenado a pagar 60.000 euros a una viuda que no fue avisaba del fallecimiento de su esposo, ingresado en las Urgencias de la Fundación Hospital de Alcorcón, y se lo encontró amortajado en la cama del centro, todo ello después de sufrir un "déficit asistencial".

Así lo ha explicado este martes la presidenta de la Asociación Defensor del Paciente, Carmen Flores, que ha estado acompañada por el letrado de la entidad, Antonio Navarro, y las hijas del difunto, Eva y Olga.

La sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) falló parcialmente el pasado 22 de febrero a favor de la familia, condenando al SERMAS al pago de 60.000 euros al considerar que el paciente "sufrió un déficit asistencial, no recibiendo las pruebas diagnósticas necesarias".

Dichas pruebas, según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, "fueron ordenadas de forma reiterada y urgente durante el periodo de tiempo que permaneció ingresado en el servicio de Urgencias".

Los hechos, como han explicado las hijas del fallecido, se remontan al 24 de marzo de 2008, cuando el paciente, de 72 años, ingresó en las urgencias de este hospital. El 30 de marzo moría en este servicio sin que "en ningún momento los familiares fueran avisados de este empeoramiento ni de la muerte".

Una de las hijas, Eva Hernández, ha asegurado que en el hospital contaban con "numerosos teléfonos" de la familia. Es más, en la sentencia se puede leer que la esposa, "tras varias llamadas sin respuesta y ante la imposibilidad de hablar con él, se personó en el hospital encontrándole solo y amortajado en la habitación, sin que nadie supiese nada ni nadie le pudiese dar una explicación".

"Ella fue al hospital, le llevaba el periódico, y se lo encontró así. Se puso a gritar y la echaron de la habitación", ha relatado la hija. Pero el calvario de esta familia no empezó con la falta de notificación del fallecimiento sino por el "déficit asistencial" sufrido.

El paciente llevaba más de 15 años siendo tratado de oliquistosis hepática y litiasis renal con litotricia. Estaba dializado desde hacía más de cinco, cuando fue operado de cáncer de pulmón, y su salud fue empeorando con varias isquemias, tabaquismo severo e insuficiencia renal crónica.

En la sentencia destaca que al fallecido "le retiraron toda la medicación habitual" desde el 25 de marzo "pero no le pusieron ni suero" y además "no le hicieron ninguna prueba", únicamente una prueba analítica ya que no consta en la historia clínica "que se realizara ninguna de las otras pruebas solicitadas".

El hospital, como recoge el fallo, no expidió un certificado de defunción sino que hubo que practicar una autopsia, que determinó "muerte natural por fallo multiorgánico". La familia afirma que no podía ser de otro modo ya que "llevaba cinco días sin ningún medicamento, alimento o suero" por un "trato descuidado y negligente".

La presidenta de la Asociación Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha afirmado que esta situación roza "lo esperpéntico, lo demencial y lo inhumano". También ha expuesto que una de las posibles soluciones para que casos como éste no vuelvan a ocurrir sería la instalación de cámaras en las habitaciones, como ya se hace en Estados Unidos, y que será una de las cuestiones que planteará al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, en la entrevista que mantendrán el 16 de abril.

Por su parte, el abogado de la asociación y quien defendió este caso ante la Justicia, Antonio Navarro, ha añadido que los médicos "se olvidaron" de su paciente durante los cinco días que estuvo en Urgencias.