6 de julio de 2012

La Comunidad confirma un caso más de legionella y aumenta a 29 los posibles afectados

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha confirmado un caso más de lesgionella en la región (ya son 14) y ha aumentado a 29 el número de posibles afectados por este brote.

Según ha indicado el Ejecutivo regional en un comunicado, la Consejería que dirige Javier Fernández Lasquetty mantiene activado el protocolo de control y vigilancia de la legionelosis para investigar posibles casos, de los cuales 14 ya han sido confirmados mediante la analítica de orina y el resto son casos sospechosos por sus síntomas.

De los 29 posibles casos de legionelosis notificados ya han sido dados de alta 15 y los otros 14 permanecen ingresados, de los que trece -12 en planta y uno en UCI- evolucionan favorablemente, y uno se encuentra en estado muy grave.

La característica común de todos los pacientes afectados es que han acudido a un restaurante de un polígono industrial del municipio de Móstoles en fechas compatibles con el periodo de incubación de la enfermedad.

21 HOMBRES Y 8 MUJERES

Los posibles afectados son 21 hombres y 8 mujeres con edades comprendidas entre los 44 y los 87 años. El primer caso inició sintomatología el 12 de junio y el último 3 de julio.

De los 29 casos, 14 están ingresados y de ellos, dos están en el Hospital Príncipe de Asturias; siete, en el Hospital de Móstoles; dos, en el Hospital Rey Juan Carlos; uno, en la Fundación Hospital Alcorcón, uno, en el Hospitaldel Sureste y uno, en el Hospital de Getafe. El cuadro clínico predominante es una neumonía cuya evolución es variable en función de los factores de riesgo ya existentes en los pacientes.

CONTINÚAN LAS INSPECCIONES

Sanidad continúa realizando inspecciones. Hasta el momento, se han realizado 29 inspecciones en la zona y alrededores del polígono donde se encuentra el restaurante y se han tomado 19 muestras que han sido remitidas al Laboratorio de Salud Pública. En los trabajos están participando 25 profesionales.

La Consejería de Sanidad precintó el pasado 27 de junio, para evitar posibles nuevos contagios, los elementos de riesgo identificados en el restaurante de Móstoles: un sistema de refrigeración evaporativa y dos fuentes, y se han tomado las muestras oportunas que han sido remitidas al Laboratorio de Salud Pública.

El 27 de junio se recibió la notificación en la Subdirección de Promoción de la Salud y Prevención de la existencia de siete posibles casos de legionelosis, ingresados en diferentes hospitales de la Comunidad de Madrid desde el día 20 de junio. El período de incubación es de entre 8 a 10 días.

El protocolo de control y vigilancia de la legionelosis incluye la elaboración de la encuesta epidemiológica, para conocer la posible relación entre los pacientes afectados (como su lugar de residencia, o zonas frecuentadas) así como la inspección de las instalaciones de riesgo para verificar sus condiciones higiénico-sanitarias, fundamentalmente torres de refrigeración o sistemas de refrigeración evaporativa, que pueden producir legionelosis en las zonas identificadas en el estudio.

La investigación está siendo coordinada por las dos direcciones competentes de la Consejería de Sanidad, la Dirección General de Atención Primaria y la Dirección General de Ordenación e Inspección, que mantienen informado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

NO SE CONTAGIA DE PERSONA A PERSONA

La Legionelosis, que es una enfermedad de declaración obligatoria, suele presentarse como infección pulmonar o cuadro más limitativo que es la fiebre de pontiac. La evolución suele ser favorable, aunque en algunos casos puede cursar de forma grave y cuanta con tratamiento.

El origen de esta enfermedad se encuentra en la bacteria Legionella pneumophila, un microorganismo intracelular. No se contagia de persona a persona. Si coloniza torres de refrigeración u otros mecanismos que contengan agua a temperaturas templadas, lo que favorece la multiplicación de las bacterias; si estas bacterias se trasladan en aerosoles pueden ser inhaladas y entonces puede dar lugar al comienzo de la enfermedad.