27 de febrero de 2006

La madre de un paciente psiquiátrico pide más vigilancia tras escaparse su hijo cinco veces en un mismo mes

El hospital dice que tiene registrados "sólo dos casos" de fuga y que "no siempre" se puede controlar el comportamiento de estos enfermos

SEVILLA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Antonia Fernández Salado, madre de J.F.F., que permanece ingresado desde hace un mes en la Unidad de Agudos de enfermos mentales del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, reclamó hoy "más vigilancia" en este dispositivo, ya que, según denunció, su hijo "se ha escapado de la habitación hasta en cinco ocasiones a lo largo de este mes".

Fernández Salado relató, en declaraciones a Europa Press, que su hijo "se ha escapado hasta en cinco ocasiones de su habitación, siempre durante la noche y hasta el punto de que en una misma noche se fugó por dos veces". Además, dijo "no entender" como tienen lugar estas escapadas, "ya que mi hijo permanece sujeto a la cama de pies, brazos y cintura", un extremo que el personal de esta unidad "tampoco me ha sabido decir muy bien como logra deshacerse de las correas".

Por ello, Fernández Salado reclamó al centro que establezca "un turno nocturno de vigilancia" para este dispositivo, puesto que, según aclaró, "sólo existe un turno de vigilancia en horario de mañana y tarde, no así en horario nocturno".

Según explicó esta madre, esta situación ha motivado que "hace unos 16 días llevase mi queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, para reclamar mayor seguridad en esta Unidad", de la que criticó "está muy vieja y dejada".

Fernández Salado, quien dijo sentirse "muy incómoda" con toda esta situación, quiso dejar claro que su queja se refiere "a la falta de vigilante nocturno en esta unidad y no al personal" que trabaja en este dispositivo.

Por su parte, fuentes del complejo hospitalario consultadas por Europa Press reconocieron las fugas nocturnas de este paciente, si bien indicaron que "sólo tenemos registrado dos casos y no tenemos constancia de que se hayan producido nuevas escapadas".

CENTRO QUE NO ESTA CONCEBIDO COMO UNA CARCEL

Además, explicaron que estos enfermos "son pacientes que ingresan con crisis muy agudas" y que suelen presentar "muchos episodios de descompensación de su patología". De igual modo, recalcaron que este dispositivo "no está concebido como una cárcel", destacaron el buen hacer de sus profesionales y precisaron que "no siempre podemos controlar el comportamiento de estos pacientes".

"Se trata de una Unidad de Hospitalización de enfermos mentales agudos, es decir, que ingresan en aquellos momentos en los que estos pacientes se encuentran más desestabilizados", insistieron las mismas fuentes hospitalarias, que agregaron que son enfermos cuyos diagnósticos más frecuentes corresponden con "psicosis, trastornos de la personalidad, trastornos disfuncionales psicosociales, abuso y dependencia a drogas y neurosis depresivas".

En cuanto al servicio de vigilancia, indicaron que existen turnos que van "desde las 7.30 horas de la mañana hasta las 22.30 horas", hora a partir de la cual la unidad no tiene vigilante "ya que todos los pacientes están en sus habitaciones". Sobre este respecto, insistieron en que esta unidad "no es una cárcel", a lo que añadieron que el horario de vigilancia se fija "en función de la demanda y el aumento de actividad", coincidiendo éste "en horario de mañana y tarde".