12 de febrero de 2006

El 5% de los lunares se convierten en melanomas, según un especialista del hospital Casa de Salud de Valencia

VALENCIA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El doctor Salvador Laguarda, del servicio de Dermatología del Hospital Casa de Salud de Valencia, aseguró hoy que alrededor del 5 por ciento de los lunares o nevus (pecas) se convierten en melanomas, informaron fuentes de este centro hospitalario.

No obstante, indicó que "cuando aparece el melanoma, si se coge a tiempo y no sobrepasa los 6 milímetros de diámetro y una determinada profundidad, se puede curar".

El especialista resaltó que "en muy pocas ocasiones" llega a aparecer el melanoma, por lo que, generalmente, los lunares o pecas "no suelen variar mucho de su estado inicial, lo que es un buen síntoma".

Así, el doctor Laguarda diferenció entre los distintos tipos de manchas que aparecen en la piel, y destacó que las manchas rosas -microangiomas-- son "las más comunes" y "suelen aparecer con la edad", matizó.

En este sentido, explicó que las manchas rosas son un tipo de manchas claras, "grupo del que también formarían parte unas manchitas que aparecen en las piernas y brazos de las mujeres mayores debido, fundamentalmente, a la mala circulación".

Este último tipo de manchas que aparece en la población adulta femenina, no tienen ni tratamiento ni significado patológico, es decir, que "ni importan ni tienen solución", aclaró.

Por otra parte, dentro del tipo de manchas oscuras, se encuentran las pecas o nevus que aparecen en la piel desde el nacimiento de una persona; los adquiridos por el sol y, además, otros que aparecen con la edad -léntigos-.

El doctor Laguarda explicó que las manchas que aparecen en la piel con la edad pueden ser benignas o malignas --melanoma-- y señaló que suelen aparecer en personas de más de 40 años.

Además, el especialista del Hospital Casa de Salud explicó que otro tipo de manchas muy comunes que se enmarcan dentro de las oscuras son aquellas que "de vez en cuando aparecen en la frente y mejillas de algunas personas embarazadas debido a los cambios hormonales". Para quitarlas, señaló, "es necesario recurrir a los peelings o cremas, es decir, que no se van igual que vienen, hay que tratarlas".

Así, respecto a los tratamientos para erradicar estos tipos de manchas, el doctor Laguarda indicó que "se puede recurrir a tratamientos cosméticos, que aclaran las manchas con cuencas despigmentantes; otros despigmentantes como el ácido kójico; los peelings y, por último, los tratamientos quirúrgicos y el láser, aunque el más recurrido es el dermocosmético".

No obstante, indicó, "es muy importante la prevención para evitar que aparezcan muchas manchas en la piel" y para conseguirlo, matizó, "hay que utilizar, principalmente, mucho protector solar, sobre todo las mujeres embarazadas, que es uno de los grupos más susceptibles", concluyó el especialista del servicio de Dermatología del Hospital Casa de Salud de Valencia.