20 de junio de 2012

López dice a Rajoy que "el mejor copago está en los impuestos" y apuesta por "revisar" la política fiscal

Considera "urgente" que el BCE "asuma su papel de prestamista" y poner en marcha los eurobonos para rebajar los problemas de deuda

López dice a Rajoy que "el mejor copago está en los impuestos" y apuesta por "revisar" la política fiscal
EUROPA PRESS

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Patxi López, ha dicho este miércoles al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "el mejor copago está en los impuestos", con lo cual ha subrayado que "lo que hay que revisar en este país" es la política fiscal para hacer que "pague más el que más tiene, y que paguen todos".

En un desayuno informativo del Forum Europa en Madrid, López ha asegurado que su Gobierno no va a aplicar los recortes del Ejecutivo central, ya que ha señalado que le parece una "injusticia" la exclusión sanitaria de los inmigrantes irregulares.

"No vamos a aplicar estos recortes del Gobierno de Rajoy porque perjudican la salida de la crisis. Me parece injusto, por ejemplo, expulsar de la sanidad a los colectivos más necesitados o encarecer las medicinas. No estamos cambiando el modelo productivo, estamos cambiando el modelo social y me opongo radicalmente", ha afirmado.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno vasco ha interpuesto dos recursos de inconstitucionalidad contra los recortes en sanidad y educación, pero ha añadido que si el Ejecutivo de Rajoy "hace un decreto expulsando a los inmigrantes de la sanidad", el País Vasco elaborará uno "reafirmándose en la universalidad".

Para el lehendakari, tanto el Gobierno de España como el resto de países europeos deben cambiar sus políticas económicas porque "se están equivocando en las recetas para la enfermedad", al tiempo que ha abogado por "recuperar la primacía de la política con mayúsculas para gobernar la economía y definir algún tipo de control sobre los poderes financieros y especulativos sin control".

Así, ha propuesto la puesta en marcha de "un pacto para refundar Europa como una verdadera unión política y social" planteando un gran acuerdo sobre la deuda pública, ya que "estamos viendo que la reducción drástica del déficit a base de recortes sobre recortes no sólo no resuelve el problema, sino que lo está agravando".

Además, considera "absolutamente necesario reorientar las políticas económicas para que tengan como objetivo reactivar la economía, ayudar a las empresas productivas, crear empleo y poner las bases que garanticen la competitividad futura".

Por último, López ha advertido de que la zona euro "no puede funcionar con los desajustes fiscales que existen". "Y que no nos digan que la solución es bajar impuestos, porque los países que están en peor situación son, precisamente, aquellos que tienen mayor fraude y menor presión fiscal".

EL BCE DEBE SER "PRESTAMISTA"

Pero el lehendakari ha añadido que, además de todos estos cambios, es "urgente" que el Banco Central Europeo (BCE) empiece "por asumir el papel de prestamista de última instancia para ayudar a países con problemas". A su juicio, el BCE "no puede ser un mero vigilante de la estabilidad de precios" y debe "articular mecanismos para implementar los eurobonos, lo que ayudaría a rebajar los problemas de deuda de ciertos países".

López considera que el rescate a la banca española "no es suficiente" y que esta ayuda debe ser "controlada, condicionada y servir para reactivar la economía española, ayudando a las empresas y familias" y no sólo para buscar el saneamiento de las entidades financieras.

En cuanto a España, el lehendakari ha apostado por un "pacto de país" porque, en su opinión, la solución a la crisis "no es cuestión de las propuestas de un gobierno", sino que es "una cuestión de país" porque "requiere de esfuerzos mucho mayores y de compromisos colectivos".

Así, ha afirmado que la estrategia que está siguiendo el Ejecutivo de Rajoy no es acertada, sino que, además de llevar a cabo una "estrategia de austeridad, de saneamiento de las entidades financieras y de reequilibrio de la deuda", es necesario también un plan para "el crecimiento económico y la creación de empleo" así como la "garantía del mantenimiento de los servicios públicos esenciales".

Además, el lehendakari ha instado a tener "confianza en las comunidades autónomas" y ha defendido su utilidad y aportaciones a pesar de que "se escuchan voces que quieren presentarlas como las portadoras y causantes de todos los males".

En este sentido, ha puesto como ejemplo a su Gobierno en el País Vasco en el que sus principios han sido "recuperar la libertad y vencer al terrorismo totalitario, apoyar el crecimiento económico colaborando con los agentes económicos y sociales, defender los servicios públicos y fortalecer el autogobierno". "Es posible unir esfuerzos colectivos en torno a objetivos de futuro y progreso. La experiencia en Euskadi lo está demostrando", ha remarcado.

SEGUIR BUSCANDO ACUERDOS CON CONFEBASK

En cuanto a las declaraciones del presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua, sobre la necesidad de disponer de un Gobierno vasco "fuerte, lo más inmediato posible", para "sacar al país adelante", López ha asegurado que su Ejecutivo va a seguir "buscando acuerdos y haciendo políticas con los empresarios vascos".

Sin embargo, ha dejado claro que no basará sus políticas en los planteamientos de la patronal vasca porque aunque están de acuerdo en los planteamientos a seguir para hacer frente a la crisis, no apoya la forma en que Confebask lo ha planteado, ya que ha subrayado se opone a privatizar o vender empresas públicas, entre otras sugerencias.

"La solución no es esa para que unos hagan negocio con las necesidades de todos. Buscaremos recursos con una fiscalidad muy diferente. No es un debate sobre qué impuestos subimos, sino sobre qué país queremos", ha recalcado.