27 de febrero de 2006

Ley antitabaco.- Comerciantes de Baleares prevén la pérdida de 12.000 empleos en Mallorca y anuncia movilizaciones

PALMA DE MALLORCA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Federación de Asociaciones de Comercio, Ocio y Restauración (Fecotur), José Tirado, aseguró hoy que los afiliados de esta entidad se movilizarán si el Ministerio de Sanidad y Consumo no desbloquea antes del verano la prohibición de vender tabaco en estos establecimientos, medida que, según calculó, supondrá la pérdida de entre 10.000 y 12.000 puestos de trabajo en Mallorca.

Tirado efectuó estas declaraciones tras la reunión mantenida con el presidente del Govern, Jaume Matas, para tratar la prohibición de la Ley Antitabaco de vender este producto en tiendas, licorerías y gasolineras, que está generando importantes pérdidas económicas a estos establecimientos.

El portavoz subrayó el "apoyo político" recibido de Matas, quien, según detalló, se comprometió a analizar el tema para estudiar la posibilidad de "intervenir" en esta cuestión planteando las quejas de los comerciantes ante el Ministerio.

También lamentó la falta de "talante" de la ministra, Elena Salgado, después de negarse a recibir a una representación de los comerciantes de ocio y restauración de Mallorca, Alicante, Málaga y Catalunya para debatir las restricciones en la venta de tabaco.

Asimismo, consideró que el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socias, quien se comprometió a concertar la entrevista entre los comerciantes y la ministra, "nos ha dejado con el culo al aire", a pesar de reconocer que "cuando hablamos con él se mostró muy receptivo hacia nuestras quejas".

Sobre la decisión del Consejo de Ministros, que aprobó permitir la venta de tabaco en quioscos de prensa con máquinas expendedoras tras la manifestación protagonizada por el sector, consideró que se trata de una medida discriminatoria.

En este sentido, destacó que "quien no llora no mama", en referencia a la conveniencia de manifestarse para que las reivindicaciones de Fecotur sean tomadas en cuenta por la administración.

Por otra parte, calificó la Ley de "injusta" en aquellos aspectos relativos a la restricción de la venta de tabaco y expresó su malestar ante la situación de Canarias, donde los establecimientos de ocio y restauración pueden despachar este producto.

Finalmente, subrayó la existencia de un gran número de turistas que se desplazas expresamente hasta Mallorca para adquirir grandes cantidades de tabaco, puesto que en países como Inglaterra el precio del paquete alcanza los 9,7 euros, frente los 2,7 de España. En este sentido, aventuró la proliferación del mercado negro de cigarrillos en playas y semáforos del archipiélago.