27 de febrero de 2006

Ley antitabaco.- Los bares del Metro de Barcelona recurrirán ante los tribunales si se les prohíbe fumar en sus locales

BARCELONA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gremio de Restauración de Barcelona y el conjunto de propietarios de los bares del Metro de Barcelona recurrirán ante los tribunales el "dictamen" de la Conselleria de Salud de la Generalitat si éste les prohíbe fumar y vender tabaco en sus locales.

Tras una asamblea, celebrada hoy y que congregó a la cincuentena de propietarios del conjunto de bares del suburbano, el colectivo consideró "ilegal" una prohibición del humo en los bares del Metro en base a la Ley Antitabaco que, en su opinión, está "llena de dudas e indefiniciones".

El director de Calidad del Gremio de Restauración de Barcelona, Josep Maria Torres, explicó, en declaraciones a Europa Press, que de darse esta "posible" prohibición que, a su entender, es fruto de una "interpretación normativa", la decisión será recurrida a nivel autonómico y estatal para que los creadores de la ley "se mojen" y "definan" la normativa en este ámbito.

La polémica existente entre los bares del Metro de Barcelona y la empresa de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), reacia a que se pueda fumar en los locales de restauración del suburbano, se desató a principios de año cuando entró en vigor la ley y la compañía se mostró reticente a esta práctica en los bares y los locales se opusieron.

La disputa se volvió a desatar a finales de la pasada semana cuando la empresa que gestiona el Metro amenazó con denunciar a los bares integrados en la estación que dejen fumar.

Ambas partes están a la espera de que la Conselleria de Salud se pronuncie al respecto y estime o desestime la petición del Gremio de Restauradores y los explotadores de los bares de permitir el humo en sus instalaciones, según Torres.

En este sentido, Torres achacó este interés de TMB de prohibir el humo en los locales a un "afán de notoriedad" de la compañía. Torres transmitió el "nerviosismo" que vive el sector que "no compite en igualdad de condiciones con el resto de bares" y que ve cuestionada su viabilidad económica y "se ve obligado a cerrar".

El representante del Gremio de Restauradores de Barcelona señaló que la reivindicación más esperada de este colectivo es la de que TMB muestre "más sensibilidad" y que se aplique "una moratoria", tal como se hace con los estancos del Metro, para que se "de más tiempo a estos" propietarios para aplicar la norma, sobre todo a la espera de un endurecimiento de la ley.

Algunas de las medidas que el sector acordó este mediodía pasan por el inicio de una campaña de firmas a favor de que se deje fumar en los bares del Metro y la colocación del cartel de prohibido fumar en la entrada de estos locales, retirado hasta ahora a la espera del dictamen de Salud.

"No obstante --señaló Torras-- si hay clientes que fuman quién debe controlar es TMB y no los empresarios que no tienen esta competencia" y que tienen arrendado el local "sólo por un año de alquiler", según Torres.

PARA TMB SE TERMINÓ LA MORATORIA.

Por su parte, fuentes de TMB explicaron a Europa Press que la carta que remitieron a finales de la semana pasada a todos los arrendatarios de bares del suburbano era un "recordatorio" de la compañía tras "una primera carta el 2 de enero" en la que se especificaba esta prohibición.

"Hasta este momento se les ha dado una moratoria" para la aplicación de la ley que, en su opinión, "es muy clara" y "explícita" a la hora de prohibir fumar en los bares del Metro. En cuanto a un dictamen de la Conselleria, TMB sostuvo que "no es necesario, pero si Salud quiere hacerlo está bien".