5 de mayo de 2007

El laboratiorio Merck Sharp&Dhome lamenta la decisión de Brasil de suspender la patente de su antirretrovial

El laboratiorio Merck Sharp&Dhome lamenta la decisión de Brasil de suspender la patente de su antirretrovial

SAO PAOLO, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El laboratorio Merck Sharp&Dhome se siente "profundamente decepcionado" por la decisión del Gobierno brasileño de conceder la licencia compulsoria para el antirretrovial 'Stocrin' (Efavirenz) que romperá la patente de la compañía y permitirá la producción del medicamento como genérico, informó Merck Sharp&Dhome en un comunicado.

Según la compañía, "ha intentado negociar de buena fe" con el Gobierno brasileño pero éste "ha rechazado" la oferta "justa" propuesta para el medicamento.

A pesar de que la medida adoptada por el Gobierno del presidente Luiz Inácio 'Lula' da Silva permite a Brasil iniciar la producción nacional del medicamento o importar genéricos al considerarlo de interés público, Merck Sharp&Dhome muestra su disposición a "explorar un acuerdo mutuamente aceptable" que permita el acceso universal al tratamiento.

Así, el laboratorio critica la decisión de 'Lula' y advierte de que esta no es la mejor manera de garantizar los intereses de pacientes brasileños y del resto del mundo.

En este sentido, Merck asegura continuar "compartiendo con el Gobierno el objetivo común de mejorar la salud y el bienestar" de los enfermos de sida. Y mantiene que comercializa el 'Stocrin' y el 'Crixivan' a un precio menor que en "cualquier país con una riqueza y carga de enfermedad comparable".

Además, el laboratorio advierte en el comunicado de la imagen negativa que esta medida tendrá sobre otras empresas basadas en la investigación, ya que esta "expropiación de la propiedad intelectual" podría frenar su interés por la investigación de enfermedades que afectan a países en vías de desarrollo, lo que "potencialmente" daña a los pacientes que puedan necesitar terapias innovadoras.

También señala que se trata de una decisión del Gobierno que "tendrá un impacto negativo en la reputación de Brasil como país industrializado que quiere atraer la inversión exterior".

Finalmente, Merck confía en que Brasil reconsidere la decisión por el bien de los intereses "de los pacientes del virus HIV en todo el mundo".

PRIMERA VEZ EN BRASIL QUE SE SUSPENDE UNA PATENTE

Tras rechazar una propuesta de descuento del 30 por ciento efectuada por el laboratorio Merck Sharp&Dhome --uno de los mayores del mundo--, el ministro de Sanidad brasileño, José Gomes Temporao, envió el pasado jueves al Palacio del Planalto la propuesta de licencia del antirretroviral, utilizado en Brasil por cerca de 75.000 pacientes con sida en la red pública, con un costo de 43 millones de dólares al año (unos 31,6 millones de euros).

Con esta licencia, Brasil puede iniciar la producción nacional del medicamento o importar genéricos. Hasta ahora, sólo el MSD podía venderlos en el país, ya que este laboratorio es el dueño de la patente del medicamento en el país suramericano, lo que implica su comercialización en exclusiva.

Esta es la primera vez que Brasil otorga una licencia para un medicamento protegido por patente, aunque ya ha habido amenazas en 2001 y 2003, relativas al Nelnfinavir, de Roche, y el Kaletra, de Abbot. Hasta ahora son pocos los países que han dado este paso. Tailandia, Mozambique, Malasia e Indonesia se encuentran en la lista.

Brasil intentaba desde el pasado noviembre presionar al laborar para que redujera el precio del Efavirenz desde los 1,59 dólares por comprimido de 600 mg a los 0,65 dólares. La semana pasada, el Ministerio de Salud declaró el medicamento de "interés público" y anunció su intención de comprar la versión genérica que da India por un precio de 0,45 dólares por comprimido.