18 de febrero de 2006

El jurado absuelve a la empresa farmacéutica Merck tras el fallecimiento de un hombre que tomaba su medicamento

NUEVA ORLEANS, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un jurado federal le dio al gigante farmacéutico Merck & Co. una gran victoria al exonerarlo ayer viernes de cualquier responsabilidad en la muerte de un hombre que sufrió un ataque cardiaco tras tomar el analgésico Vioxx durante menos de un mes.

Fue la segunda victoria en las cortes para Merck, y la primera en un tribunal federal. La compañía había argumentado en el caso que los abogados demandantes nunca pudieron probar ninguna relación entre el Vioxx y el ataque cardíaco que sufrió Richard "Dickey" Irvin, de 53 años, en 2001.

Los abogados de Merck dijeron que la edad de Irvin, su género y su dieta lo ponían en riesgo de sufrir un infarto. Fue también la segunda ocasión en la que el jurado escuchó un caso presentado por la familia de Irvin, quien vivía en Florida.

En Houston, donde el juicio se celebró en noviembre y diciembre debido a los daños provocados por el huracán Katrina, el jurado no pudo alcanzar un veredicto. Merck ganó un caso a nivel estatal en Nueva Jersey el año pasado, y perdió uno en Texas.

La viuda de Irvin, Evelyn Irvin Plunkett; la menor de sus tres hijas, Ashley Irvin; y su único hijo, Richard Irvin III, testificaron que la salud de Irvin había sido estupenda hasta el día que sufrió el ataque al corazón.

La viuda abandonó la sala del juzgado en llanto y no habló con los periodistas. "Obviamente la familia está muy molesta", señaló su abogado, Andy Birchfield.

El abogado indicó que el principal problema fue un fallo del juez Eldon Fallon, poco antes del juicio, de que dos expertos que presentaría la parte demandante no podían testificar que el Vioxx fue culpable del ataque al corazón de Irvin, pues ellos son expertos en su campo profesional pero no en el medicamento, de acuerdo con el juez.