10 de julio de 2014

La juez absuelve del delito contra la salud pública a los responsable de 'Bio-Bac'

Se les condena a cuatro meses y medio de prisión al considerarlos responsables de un delito relativo a los consumidores

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -  

   El Juzgado de lo Penal número 18 de Madrid ha absuelto a los responsables del fármaco anticáncer 'Bio-Bac' de un delito contra la salud pública por la fabricación y distribución del producto, si bien les ha condenado a una pena de cuatro meses y quince días de prisión por un delito relativo a los consumidores.

   Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que la magistrada ha exonerado de esos delitos a Antonio R.C.P., Consuelo S.B., Enríquez M.O. y Miguel E.G. El fallo concluye que los acusados etiquetaron el producto simulando unas características que realmente no tenía.

   En el juicio, que se celebró el pasado mes de mayo, Antonio defendió que siempre se comercializó como un complemento alimenticio y negó que se vendiera como un fármaco o medicamento, a pesar de que en su prospecto aparecía que estaba destinado a tratamientos antitumorales y al sida.

   En la sentencia, el magistrado expone que no puede considerarse probado el delito contra la salud pública toda vez que para que este supuesto se cumpla es imprescindible que se ponga en peligro la vida o la salud de las personas. Y el consumo de 'Bio-Bac', dice la sentencia, era inocuo.

   Por otra parte, tampoco ha podido probarse durante la vista oral, según se desprende de la sentencia, que los acusados indujeran a los afectados a abandonar el tratamiento clásico contra su enfermedad, ni de modo telefónico ni por escrito, por lo que no se puede afirmar que para conseguir una mayor comercialización del producto éstos pusieran ante un evidente peligro la vida de las personas.

   En cuanto al hecho de que en uno de los lotes incautados por la Guardia Civil apareciera un hongo y bacterias perjudiciales para la salud, el juzgado estima que la cadena de custodia no se respetó de forma escrupulosa, por lo que no puede descartarse que hubiera habido algún tipo de manipulación durante el traslado que contaminara las pruebas.

   Por último, la juez descarta que en la comercialización del producto conocido como 'Bio-Bac' haya tenido lugar un delito de estafa, ya que de lo probado en el juicio no se desprende que los usuarios o consumidores adquiriesen el producto con un perjuicio para su patrimonio motivados por una maquinación fraudulenta, característica de la estafa.

   "Más bien nos encontramos ante un caso en el que los condenados etiquetaron el producto simulando unas características que realmente no tenía", señala el falla.