13 de noviembre de 2012

Janssen demuestra la efectividad de 'Incivo' combinado con interferón pegilado alfa y ribavirina

Tras presentar los resultados del estudio en Fase II '110' en el Congreso de la Sociedad Americana para el Estudio del Hígado

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Janssen ha demostrado la efectividad de 'Incivo' (telaprevir) combinado con interferón pegilado alfa y ribavirina para el tratamiento de pacientes coinfectados por hepatitis C crónica genotipo 1 y VIH, tal y como ha expuesto recientemente en Boston (Estados Unidos) durante el Congreso de la Sociedad Americana para el Estudio del Hígado (AASLD, por sus siglas en inglés).

Así lo evidencian los resultados del estudio en Fase II '110' realizado sobre 60 pacientes, y que "muestra una elevada tasa de respuesta virológica sostenida" frente a la infección crónica por el virus de la hepatitis C en los pacientes coinfectados por éste y el VIH que han recibido un tratamiento basado en esta terapia combinada, explican los autores. Tras seis meses de tratamiento, los resultados fueron mejores que los del grupo de placebo.

En la actualidad, existen entre 130 y 210 millones de personas infectadas por hepatitis C, mientras que "un 40 por ciento de ellos también está afectador por el VIH", explican desde la compañía farmacéutica. Sin embargo, y a pesar de ello, "sólo una pequeña proporción de los pacientes coinfectados reciben tratamiento", lamentan.

Esta circunstancia se ve agravada, ya que estos enfermos "muestran una progresión de la fibrosis y de la enfermedad hepática más rápida que los pacientes con una sola infección", además de que su enfermedad puede acabar en hepatopatía terminal, indican. Por ello, los nuevos tratamientos "son de especial importancia en este grupo de pacientes", asegura el miembro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) e investigador principal del estudio, el doctor Kenneth E. Sherman.

Por otra parte, se ha evidenciado que la seguridad y tolerabilidad de un régimen basado en telaprevir "es similar a la observada previamente en pacientes infectados únicamente por hepatitis C", afirma. Sin embargo, se han producido un 10 por ciento más de acontecimientos adversos en estos pacientes, siendo los principales "el picor, el dolor de cabeza, las náuseas, la exantema y el mareo", señala.

Por último, la directora de Asuntos Médicos de Janssen, Alessandra Baldini, sostiene que el tratamiento antirretroviral "existe una gran importancia en abordar las consecuencias de la infección crónica por la hepatitis en los pacientes coinfectados". Ante ello, esta compañía farmacéutica mantiene su "compromiso" de atender las necesidades no satisfechas de los pacientes y aumentar la disponibilidad de nuevas opciones de tratamiento".