19 de octubre de 2012

La ivabradina reduce el número de hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca

SEVILLA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Nuevos datos del estudio SHIFT señalan a la 'ivabradina', un medicamento de investigación de Laboratorios Servier, comercializado en España como 'Procoralan' y licenciado a Rovi como 'Corlentor', como un tratamiento eficaz que retrasa tanto el ingreso como el reingreso de los pacientes con insuficiencia cardiaca.

Estos nuevos resultados han sido presentados de forma oficial en España durante el simposio 'Nuevos Retos en el Tratamiento de la Insuficiencia Cardiaca', que se ha celebrado este jueves en Sevilla en el marco del Congreso de la Sociedad Española de Cardiología 2012 (SEC).

Según los datos del Registro Europeo de Insuficiencia Cardiaca, la mortalidad al año después de una hospitalización por insuficiencia cardiaca está en torno al 18 por ciento. Asimismo, y según otro estudio, tras una hospitalización los pacientes tienen, con frecuencia, rehospitalizaciones (entre un 30-50% en el primer año), lo que se asocia a un aumento de la mortalidad.

"La carga económica relacionada con la insuficiencia cardiaca está creciendo y dos tercios de los costes se deben a las hospitalizaciones", ha declarado la responsable de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca Avanzada y Trasplante Cardíaco del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), Marisa Crespo durante su intervención en este simposio.

Sin embargo, esta experta sostiene que la mayoría de los estudios de intervención en insuficiencia cardiaca "analizan el tiempo hasta el primer evento', sin considerar, por tanto, el impacto del tratamiento tras el evento inicial (ej. las hospitalizaciones)".

"El estudio SHIFT --continua Crespo--, muestra además que el análisis del efecto de una intervención en insuficiencia cardiaca sobre todas las hospitalizaciones es más preciso que el análisis 'clásico' de 'tiempo hasta el primer evento', ya que refleja mejor el beneficio del tratamiento".

"En definitiva, las hospitalizaciones recurrentes son una causa importante de pérdida de calidad de vida y aumento del gasto sanitario. Por ello, la identificación de estrategias para evitarlas o reducirlas son uno de los retos actuales en el ámbito de la insuficiencia cardiaca", ha concluido esta experta.

Por su parte, el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital de Galdacano y del Quiron Vizcaya, Iñaki Lekuona, ha subrayado que los nuevos datos del estudio SHIFT revelan que Ivabradina previene 93 ingresos por insuficiencia cardiaca por cada 1.000 pacientes tratados.

"Ivabradina ha demostrado disminuir la mortalidad cardiovascular y las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca (objetivo combinado), pero sobre todo disminuye tanto los ingresos como los reingresos, lo que tiene un enorme interés desde el punto de vista de la calidad de vida de los pacientes y del coste sanitario, ya que el gasto del ingreso supone un 62 por ciento del coste económico del proceso insuficiencia cardiaca", ha enjuiciado.

En la misma línea, el director del Programa de Insuficiencia Cardiaca del Hospital del Mar de Barcelona, Josep Comín, ha afirmado que existen evidencias procedentes de los numerosos subestudios del SHIFT, que aportan luz en muchas dudas que le asaltan a clínico en su práctica diaria.