30 de enero de 2006

IU insta al Gobierno al reconocimiento como enfermedad profesional de "cualquier patología provocada por el amianto"

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario de Izquierda Verde-Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds (IU-IV-ICV) ha presentado una proposición no de ley en la que, entre otras medidas, insta al Gobierno a que "se reconozca de forma automática como enfermedad profesional, por parte de los Expedientes de Valoración de Incapacidades (EVI) de la Seguridad Social, toda patología relacionada con la exposición al amianto".

En la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, el grupo propone un "desarrollo homogéneo del Programa Nacional de vigilancia de la salud de los trabajadores que hayan estado expuestos al amianto" y que la Administración dedique "recursos técnicos, de investigación, humanos y financieros", que se dedicarán a recursos "sanitarios y psicosociales, tanto para las víctimas como para las familias".

En su proposición, IU-IV-ICV insta, también, a que se "armonicen los protocolos de vigilancia médica y que se establezcan registros de tumores relacionados con la exposición al amianto en el ámbito nacional y autonómico". Sugiere, asimismo, ampliar el plazo de responsabilidad civil extracontractual" y a la concesión de una jubilación anticipada para trabajadores mayores de 50 años, en concepto de la antelación de un año por cada tres trabajados con amianto.

Por otro lado, pide la creación de un Fondo de Indemnización para los afectados por exposición al amianto, un programa para la gestión, el control y la eliminación correcta del amianto instalado, dentro del cual se elaboraría un censo de edificios y locales que lo contuvieran.

IU-IV-ICV ha urgido, también, a la aplicación de medidas de protección, como el acceso de poblaciones no profesionalmente expuestas, pero si afectadas por "exposiciones pasivas", a las mismas pensiones que los trabajadores.

Por último, el Grupo sugiere la creación de una Comisión Parlamentaria que valore las repercusiones sanitarias, medioambientales, sociales y económicas del amianto y el desarrollo de una campaña institucional en 2006 para "promover la aplicación de toda las medidas adoptadas para esas fechas".

En su propuesta, IU ha alertado del "drama humano" que supone el amianto, por cuya exposición, entre 1965 y 1995 en Francia, murieron 30.000 personas y por la cual entre 60.000 y 100.000 personas "podrán morir en los próximos 20 ó 30 años" --también Francia--, según un Informe del Senado francés. Asimismo ha denunciado que, a pesar de que en 1978 el Parlamento Europeo declaró el amianto sustancia cancerígena, entre 1970 y 1995, España importó más de dos millones de toneladas de amianto.