24 de octubre de 2012

Investigan el uso de vitaminas en la degeneración de distrofia muscular

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El impulso de la actividad de una vía de adhesión celular sensible a las vitaminas podría contrarrestar la degeneración muscular y la movilidad reducida, causadas por las distrofias musculares, según un equipo de investigación dirigido por científicos de la Universidad de Maine. El descubrimiento, publicado en 'LoS Biology', es particularmente importante en el caso de las distrofias musculares congénitas.

En el estudio, los investigadores descubrieron que podían mejorar la estructura y la función muscular, en un modelo de pez cebra de la distrofia muscular, mediante el suministro de un producto químico celular común (o su precursor, la vitamina B3), con el fin de activar una vía de adhesión celular.

Las células musculares son relativamente delicadas, pero consiguen resistencia mecánica adicional a partir de complejos de proteínas de adhesión, los cuales sujetan las células musculares a un marco externo conocido como membrana basal - lo cual ayuda a las células a amortiguar las fuerzas extremas que se experimentan durante las contracciones musculares.

Las mutaciones en los genes que codifican estas proteínas de adhesión pueden debilitar estos procesos, haciendo que las células musculares sean más susceptibles al daño y la muerte - la degeneración muscular resultante puede conducir eventualmente a una atrofia muscular progresiva.

Los investigadores de Maine, dirigidos por Clarissa Henry, descubrieron que una vía que implica un producto químico celular común, llamado nicotinamida adenina dinucleótido (NAD +), juega un papel importante en la formación de las membranas basales organizadas en el tejido muscular durante el desarrollo del embrión del pez. Como el desorden de las membranas basales es común en muchos tipos de distrofias musculares, los investigadores se preguntaron si la activación de esta vía podría reducir la gravedad de algunas distrofias musculares.

En la investigación, los científicos mostraron que NAD + mejora la organización de la laminina en un modelo de pez cebra de la distrofia muscular. Los peces cebra sin cualquiera de los dos receptores principales de la laminina tienen una membrana basal desorganizada, que causa degeneración muscular y dificultades con el movimiento. Sin embargo, la adición extra de NAD +, o incluso de vitamina B3 (o niacina, un precursor de NAD +), redujo significativamente estos síntomas.

Debido a que los mismos complejos de adhesión celular se encuentran en los seres humanos, el equipo de investigación cree que estos hallazgos podrían, en el futuro, suponer un impacto positivo en los pacientes con distrofias musculares.