28 de junio de 2012

Investigadores españoles inician con éxito el primer estudio piloto en ratones de una vacuna contra la obesidad

En el año 2013 o 2014 podría aparecer una nueva vacuna contra el virus del papiloma humano

Investigadores españoles inician con éxito el primer estudio piloto en ratones de una vacuna contra la obesidad
DIDIER VIDAL/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores españoles, coordinados por el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y director científico del CIBER Fisiopatología de la Obesidad, Felipe Casanueva, han iniciado con éxito el primer estudio piloto en ratones de una vacuna terapéutica contra la obesidad.

Se trata de una investigación centrada en la hormona ghrelina, responsable del aumento de apetito y es esencial en el control de peso, y que permitiría bloquear la circulación de estas moléculas, impedir su actividad y, por tanto, contribuir a una pérdida de peso sostenida como complemento de la dieta y el ejercicio.

No obstante, y a pesar de que los datos pilotos en ratones reflejan que han tenido una pérdida de peso, todavía no se conocen cuáles van a ser sus resultados a largo plazo. "Ahora es un procedimiento experimental y estamos buscando un método prolongado para que sean los animales los que generen los anticuerpos, pero sólo en un futuro se podrá ver si tiene aplicación clínica", ha subrayado Casanueva.

Este trabajo ha sido galardonado con el premio de la Fundación Lilly de Investigación Biomédica Clínica 2012, dotado con 100.000 euros. Esta donación irá destinada a continuar con la elaboración del estudio y del conocimiento de los factores que relacionan la obesidad con el desarrollo tumoral. De esta forma, la línea de investigación aportará herramientas útiles en la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas y de prevención, así como de marcadores de diagnóstico del cáncer de mama.

Asimismo, la tercera línea de investigación a la que se destinará el premio es a la identificación de los mecanismos por los que el tejido adiposo blanco --asociado a la obesidad-- se puede transformar en tejido marrón, que conlleva un consumo de energía mayor y se considera un factor de prevención de la obesidad. Su aplicación clínica, consistiría en manipular los factores que inducen a la transdiferenciación para aumentar el gasto energético del cuerpo y ayudar a combatir la obesidad.

Si los resultados de los sucesivos estudios son positivos se estaría ante uno de los primeros tratamientos contra la obesidad, al margen de la cirugía gástrica. "Actualmente no hay un tratamiento eficaz para la obesidad y, al parecer, no lo habrá de cara a los próximos 10 años, por eso es muy importante que se realicen medidas preventivas. Nosotros nos hemos preguntado si la hormona ghrelina es la que está haciendo que fracasemos en la lucha contra esta enfermedad y por eso estamos realizando estos estudios", ha comentado el experto.

En este sentido, Casanueva ha instado a la clase política a que apoyen a este tipo de investigaciones y a los tratamientos preventivos para concienciar a la sociedad de que la obesidad se puede convertir en el "cigarrillo del siglo XXI". Y es que, ha recordado, actualmente el 23 por ciento de la población adulta española y el 18 por ciento de los niños padecen obesidad. "Hay que concienciar a la población para obligar a los políticos a tomar medidas ya que la obesidad es un asesino silencioso que no está conmoviendo a casi nadie", ha recalcado el experto.

NUEVOS ESTUDIOS SOBRE EL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

Por otra parte, la Fundación Lilly ha premiado también al director de programas de Recerca en Epidemiología del Cáncer del Instituto Catalán de Oncología y director del Centro de Información AMS/ICO sobre el virus del papiloma humano (VPH) y el cáncer de cérvix, Xavier Bosch, por sus investigaciones sobre las infecciones causadas por el VPH, presente en una de cada tres mujeres españoles por debajo de 25 años y responsable del 5 por ciento de los cánceres humanos tanto en hombres como en mujeres.

Según ha asegurado el experto, los primeros análisis de estas investigaciones se darán a conocer a lo largo de este año y, si los resultado son "buenos", se podrá tener una nueva vacuna en el año 2013 o 2014. Esta vacuna estará enfocada a paliar más tipos oncológicos, es decir, más serotipos de virus. "Si los resultados son satisfactorios, la protección frente al cáncer cervical pasaría de ser de un 70 por ciento a un 90 por ciento y podrá actuar en nueve tipos más de virus", ha recalcado.

No obstante, Bosch ha destacado la necesidad de que las personas, especialmente las mujeres, se sigan vacunando contra este virus --actualmente existen dos tipos de vacunas--. "Estas terapias son el segundo gran avance para la prevención primaria de las infecciones por VPH", ha destacado este experto.

Asimismo, con este premio se estudiará también la elaboración de indicadores que permitan identificar, planificar e implementar estrategias preventivas del cáncer asociado a este virus. También se reforzará la red de educación a distancia para enseñar a los profesionales sanitarios a cómo prevenir estas enfermedades y dará "un empujón" para terminar la creación del laboratorio Duran y Reinals especializado en infecciones y cáncer.

LOS PREMIOS DE LA FUNDACIÓN CONTRIBUYEN A MEJORAR LA SALUD

Por último, el asesor honorífico de la Fundación, José Antonio Gutiérrez, ha subrayado la importancia de estos trabajos porque, entre otras cosas, actúan contra las bacterias y los gérmenes. Dicho esto, ha destacado la importancia de los premios y ha recordado que desde el año 2001 la Fundación ha destacado la labor realiza por los investigadores biomédicos españoles "más relevantes".

Por su parte, el presidente de la Fundación, José Antonio Sacristán, ha asegurado que premiar a los mejores investigadores es un "estímulo" para toda la comunidad científica del país y, al mismo tiempo, un reconocimiento de la importancia de la innovación como vía para lograr una sociedad "más sana y próspera".

"Nuestro objetivo es contribuir a la mejora de la salud con programas de investigación y divulgación en el ámbito de la sanidad. Y es que, la inversión en la investigación biomédica es de las más rentables porque garantiza la sostenibilidad del sistema sanitario y es fuente de creación de riqueza", ha zanjado.