22 de enero de 2009

Investigadores españoles abren la vía al desarrollo de vacunas e inmunoterapias para el cáncer más eficaces

Investigadores españoles abren la vía al desarrollo de vacunas e inmunoterapias para el cáncer más eficaces
EP

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La investigadora española Emma Teixeira de la Universidad de Missouri ha dirigido un estudio que aporta datos claves sobre cómo lucha el sistema inmune contra los patógenos que producen infecciones. El trabajo, en el que también participa Rafael Bragado de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, abre la vía al desarrollo de vacunas e inmunoterapias para el cáncer más eficaces. Los resultados de la investigación se publican en la revista 'Science'.

El estudio arroja luz sobre cómo el sistema inmune produce las células T de 'memoria' que se mantienen largo tiempo después de que el organismo haya combatido contra una infección y que están listas para atacar al mismo tipo de germen si éste reaparece.

"Cuando el organismo humano es infectado, las células T reconocen al patógeno con un receptor específico y eliminan la infección. Pero una vez que la infección ha sido eliminada, un pequeño número de las células sobrevive. Estas son las células T de memoria", explica a Europa Press Teixeiro, que comenzó el estudio en el laboratorio de Rafael Bragado en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

El trabajo de Teixeira muestra que existe un mecanismo específico para la transformación exclusiva de los linfocitos T en linfocitos T de memoria y no en otro tipo de linfocito T. Este mecanismo se regula a través de un receptor en la superficie de la célula T que reconoce al patógeno y que, al responder a ciertas moléculas de señalización, ayuda a regular el desarrollo de las células T de memoria.

Según explicó Emma Teixeiro a Europa Press, "avances en la ciencia que expliquen cómo generar linfocitos T de memoria y cómo hacerlos más eficaces, suponen una mejora en la creación de vacunas. Hasta ahora se desconocía cuales eran las señales que dentro del linfocito T se activaban y lo programaban para transformarse en una célula de memoria".

DESCUBRIMIENTO MUY ESPERADO

Los investigadores en Inmunología han dedicado y siguen dedicando un gran esfuerzo al conocimiento de los mecanismos que regulan la generación de los linfocitos T de memoria como parte de la memoria immunológica. En gran parte esto se debe a que las vacunas funcionan a través de la generación de esta memoria immunológica.

El trabajo demuestra que ciertas partes del receptor del linfocito T son esenciales para este proceso y que sólo ciertas señales que este receptor genera son necesarias para la producción de linfocitos de memoria.

El laboratorio de Teixeiro utilizó un modelo de ratón para evaluar cómo la comunicación dentro de una célula T podría afectar a la habilidad del organismo para combatir la infección. Dos grupos de ratones, algunos con células T normales y otros con una mutación en el receptor del patógeno, fueron infectados con listeria monocytogenes, una bacteria que a menudo se asocia con las enfermedades alimentarias en humanos.

Ambos grupos de ratones combatieron la infección igual de bien pero aquellos con la mutación celular no fueron capaces de generar células T de memoria para proteger contra futuras infecciones debido a la alteración de ciertas señales dentro de la célula.

"Una persona con esta mutación genética no podría desarrollar células T de memoria. Si sabemos qué es lo necesario para generar estas células de memoria, no necesitaríamos preocuparnos sobre combatir la misma infección una y otra vez", señala Teixeiro.

Los resultados del equipo de Teixeiro se publican junto a los del Oliver Bannar, de la Universidad de Cambridge en Reino Unido. Bannar muestra que una población de células T generada durante la respuesta primaria a la infección es capaz de replicarse y convertirse en células T de memoria que proliferan durante una segunda infección.