4 de junio de 2014

Investigadores desentrañan el mecanismo de un tipo de muerte celular

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Gante y el Instituto Interuniversitario de Biotecnología (VIB, por sus siglas en inglés), en Bélgica, han desentrañado el mecanismo de la necroptosis, un tipo de muerte celular que desempeña un papel crucial en numerosas enfermedades, desde infecciones virales y pérdida de células nerviosas auditivas a la esclerosis múltiple, insuficiencia cardiaca aguda y el trasplante de órganos. Este conocimiento detallado del proceso de muerte celular permite realizar una búsqueda específica de nuevos medicamentos.

"El mecanismo molecular de la necroptosis ha sido un misterio durante mucho tiempo. Las células explotan pero no estaba claro cómo lo hacían exactamente. Ahora, hemos encontrado que las células activan las moléculas formadoras de poros, las cuales hacen agujeros en la membrana. Esta investigación básica proporciona nuevas perspectivas para el tratamiento de numerosas enfermedades inflamatorias y degenerativas crónicas y agudas en las que se necesita bloquear la necroptosis", explica uno de sus autores, Peter Vandenabeele, del VIB y la Universidad de Gante.

"Pero también se puede usar para estimular la necroptosis de forma controlada, por ejemplo, para esquivar la resistencia de las células cancerosas a la quimioterapia o llevar a las células cancerosas a la muerte celular", añade Vandenabeele.

Muchas enfermedades están asociadas con la muerte de las células, por lo que entender este proceso es esencial para buscar nuevos medicamentos. En este tipo de muerte celular la célula "estalla", liberando la célula y provocando reacciones inflamatorias en el tejido circundante.

Investigaciones previas han mostrado que la necroptosis ocurre con una serie de enfermedades e infecciones virales, como shock séptico, desprendimiento de retina, pérdida de células nerviosas auditivas, esclerosis múltiple, insuficiencia cardiaca aguda, derrame cerebral, insuficiencia renal y complicaciones de trasplantes de órganos.

También sucede cuando hay mala circulación de la sangre y deficiencia de oxígeno en las extremidades u órganos como ocurre en la aterosclerosis o la diabetes de tipo II. Yves Dondelinger y Peter Vandenabeele han descubierto que la explosión celular durante la necroptosis va emparejada con la formación de poros de las proteínas MLKL.

Estos poros MLKL se forman en la superficie celular y provocan la absorción de demasiada agua, por lo que las células en última instancia explotan. El conocimiento detallado de cómo las proteínas MLKL crean los poros ofrece posibilidades para desarrollar medicamentos con los que combatir o tolerar la muerte celular mediante la prevención o el bloqueo temporal de este proceso.