11 de junio de 2014

Intervenidos más de 4.000 medicamentos ilegales vendidos como complemento alimenticio autorizado

En la 'Operación Diavola' se han realizado 75 inspecciones en establecimientos de toda España

Intervenidos más de 4.000 medicamentos ilegales vendidos como complemento alimenticio autorizado
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

CHIPIONA (CÁDIZ), 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Cádiz ha intervenido más de 4.000 dosis de un medicamento ilegal que se comercializaba tanto en internet como en establecimientos bajo la apariencia de un complemento alimenticio. Los agentes han realizado 75 inspecciones en establecimientos que vendían este producto y ha sido puestas a disposición judicial a seis personas como presuntos responsables de un delito contra la salud pública.

En una nota de prensa, la Benemérita informa de que, además, se ha conseguido la retirada del producto mediante una alerta sanitaria emitida por el Ministerio de Sanidad.

Los hechos ocurrieron cuando los guardias civiles del Área de Investigación de Chipiona (Cádiz) tuvieron conocimiento de que "un individuo de la localidad estaría distribuyendo un posible medicamento que incumpliría con las exigencias técnicas relativas a su composición, estabilidad y eficacia", y que su ingesta "pondría en peligro la vida o la salud de las personas".

Las investigaciones de los agentes desvelaron que estos comprimidos se distribuirían a través de una empresa de la zona "bajo la apariencia de un complemento alimenticio". No obstante, en su publicidad y como "principal reclamo" se resalta como "principal" función "la estimulación las relaciones sexuales masculinas".

La venta del medicamento se realizaba por internet y utilizando para su distribución "una conocida empresa de paquetería express". Tras interceptar e inmovilizar de forma cautelar "numerosos paquetes de mensajería de los que se sospechaba que pudieran contener sustancias perjudiciales para la salud", los agentes realizaron la apertura de los mismos "en presencia y bajo el consentimiento del titular de la empresa investigada".

Los guardias civiles hallaron cientos de cajas del producto comercializado bajo el nombre de Diavola Power, los cuales fueron remitidos para su control y análisis a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Las investigaciones de los agentes de la Benemérita "pusieron de manifiesto que el procedimiento que se utilizaba para la importación del producto desde China era utilizar las aduanas europeas, sobre todo la de Londres, desde donde se las reenviaban hasta su domicilio mediante una empresa de mensajería, eludiendo así los controles aduaneros españoles".

Tras recibir el informe de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en el que se alertaba de "la presencia en las cápsulas analizadas de sustancias derivadas del Sildenafilo, principio activo de la Viagra, las cuales no estaban reflejadas en los envases y pueden resultar perjudiciales para la salud, sobre todo si se ingiere por personas con antecedentes de infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca etc.".

De la misma manera, también presenta "numerosas interacciones con otros medicamentos, pudiendo aparecer reacciones adversas de diversa gravedad como las cardiovasculares, ya que su consumo se ha asociado a infarto de miocardio, angina e incluso muerte súbita cardiaca en pacientes con antecedentes de factores de riesgo cardiovasculares".

La Guardia Civil estima que así quedaba "patente" que, "tras obtener el permiso para comercializar un complemento alimenticio", se había "alterado la composición de las cápsulas hasta hacerlas totalmente diferentes en su contenido".

Por todo esto, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha ordenado la retirada del mercado y la prohibición de su comercialización emitiendo una Alerta de Medicamento Ilegal con carácter nacional.

Ante ello, los agentes han realizado en todo el territorio nacional 75 inspecciones en "establecimientos susceptibles de comercializar este producto", retirándose de la circulación hasta 4.135 cápsulas.

Asimismo, se ha puesto a disposición del titular del Juzgado Mixto número 3 de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a seis personas como "presuntas responsables de los delitos de falsedad y contra la salud pública" por "amparar la venta y distribución de un medicamento ilegal mediante la autorización para la venta y distribución de un complemento alimenticio".