13 de noviembre de 2012

Infradiagnóstico en pacientes con déficit de hormona del crecimiento

SEVILLA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Pacientes Deficitarios de GH Adultos, Antonio Liger, ha advertido del infradiagnóstico existente de pacientes con déficit de hormona del crecimiento, un problema que en Andalucía padecen más de 400 andaluces y que, en el conjunto de España, se estima que alcanza los 2.000 afectados por esta enfermedad rara.

En una nota, este experto ha explicado que, "a día de hoy, todavía son muchas las personas que no están diagnosticadas, ya que los síntomas como el cansancio, irritabilidad o malestar", entre otros, "no se suelen tomar en cuenta y, además, son comunes a otras patologías".

Por ello, ha explicado que "muchas veces" se establece un diagnóstico "de depresión o fibromialgia, cuando realmente lo que hay detrás es un cuadro de déficit de la hormona de crecimiento". En opinión del presidente de esta asociación, uno de los motivos de esta situación se encuentra en la dificultad de acceso a la prueba de detección.

A diferencia de la tiroides u otras hormonas que se diagnostican mediante un análisis de sangre, para la detección de la hormona de crecimiento se precisa la realización de una prueba específica, "que sólo se realiza en centros especializados y no todas las ciudades disponen de los procedimientos para desarrollarlo. Andalucía es una de comunidades más avanzadas en este sentido".

Otra de las causas, para Liger, reside en el desconocimiento que existe sobre esta enfermedad en la sociedad. "Muchas personas han escuchado algo sobre este déficit de la hormona de crecimiento, pero realmente se conoce poco sobre qué es esta enfermedad, cómo afecta a la vida de los enfermos e incluso cuántas personas reciben un tratamiento", ha declarado.

De acuerdo con una investigación británica, las personas con déficit de hormona de crecimiento que no son tratadas tienen tres veces más probabilidades de fallecer que las que reciben terapia. Las personas afectadas necesitan tratamiento de por vida.

El déficit de la hormona de crecimiento causa astenia, depresión, falta de vigor, trastornos del sueño, problemas de concentración y pérdida de masa muscular e incrementa las posibilidades de presentar una patología cardiovascular que puede derivar en infarto o trombosis. "Los afectados no pueden trabajar ni atender a sus negocios, lo que influye en todas las esferas de su vida personal y social", apunta Liger.

Tal y como explica el presidente de esta asociación, este tipo de déficit se produce tras un tumor craneal, por el Síndrome Cushing, tras una hemorragia en el parto, lo que se conoce como Síndrome de Sheehan, u otras patologías que afectan a la glándula hipófisis que segrega esta sustancia. Asimismo, otra de las causas es haber sufrido este déficit durante la infancia.

Por ello, la Asociación de Pacientes deficitarios de GH Adultos organizó el pasado sábado, 10 de noviembre, la jornada informativa 'Vivir más, vivir mejor' en Sevilla.