2 de diciembre de 2014

La industria del cigarrillo electrónico en Europa trabaja en definir cuáles deben ser los estándares de calidad

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La industria del cigarrillo electrónico en Europa ha puesto en marcha un grupo de trabajo para definir cuáles deben ser los estándares europeos para la fabricación y comercialización de este producto, según informa la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE), que aplaude una iniciativa que podría materializarse en una propuesta formal antes de fin de año.

Desde la asociación española señalan que su puesta en marcha "contribuirá a la profesionalización del sector" y manifiestan su apoyo total y su participación activa en dicha iniciativa que ha sido puesta en marcha desde dos de los países europeos con más trayectoria en la comercialización de este producto.

"Fijar unos estándares de calidad y seguridad del cigarrillo electrónico, tanto en los dispositivos como en la composición de los líquidos -asegurando que únicamente se incluyen ingredientes analizados y autorizados para este uso-, es un paso clave dentro del proceso de profesionalización del sector que estamos impulsando desde ANCE", ha señalado Alejandro Rodríguez, Presidente de ANCE.

La Asociación de la Industria del Cigarrillo Electrónico en Reino Unido (ECITA, por sus siglas en inglés) y el Centro de Cooperación para la Investigación Científica sobre el Tabaco de Francia (CORESTA) han sido los impulsores de esta iniciativa, "cuyo fin es fijar unos criterios homogéneos para garantizar la máxima seguridad y calidad del cigarrillo electrónico en Europa y, a su vez, dar respuesta a las exigencias de la Directiva Europea sobre Productos del Tabaco".

Al menos 2 reuniones adicionales se esperan antes de final de año, que serán seguidas de otras tantas en el mes de enero. Por el momento, el grupo de trabajo ha elaborado una propuesta de estándares que abarcaría tanto los dispositivos como los líquidos y la evaluación de posibles riesgos, propuesta que podría presentarse a la Comisión Europea a comienzos de 2015.

Concretamente, el ejecutivo comunitario deberá presentar una propuesta técnica a los Estados Miembros a lo largo del mismo año en cumplimiento de las provisiones de la Directiva del Tabaco, aprobada el pasado mes de marzo.

A través de estas tres áreas, la propuesta fijaría los estándares relacionados con la fabricación de los cigarrillos electrónicos y, en especial, los ingredientes de los líquidos (ej. la expresa obligación de que sólo se puedan emplear elementos de uso farmacéutico prohibiendo componentes nocivos); las pruebas que han de superar los dispositivos (seguridad eléctrica, pruebas de vertidos y filtraciones, temperatura de contacto, etc.) y los tipos de análisis que se han de realizar sobre cada ingrediente así como del vapor.

Para la patronal española, es imprescindible aprovechar el conocimiento de mercados semejantes al nuestro pero con una trayectoria mucho más larga en la comercialización del cigarrillo electrónico. "Siendo España el país que cuenta con la regulación más exhaustiva y pionera del cigarrillo electrónico, estamos prestando especial atención a este tipo de iniciativas para sumarnos a todas aquellas que, como esta, aporten rigor y transparencia al producto y al sector", explica Rodríguez.

Para leer más