27 de mayo de 2015

El IERA, primera clínica de Extremadura y Portugal en usar una nueva tecnología de reproducción asistida

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Extremeño De Reproducción Asistida (IERA) ha incorporado el sistema 'Eeva', convirtiéndose en el primer centro Extremadura y Portugal en utilizar esta innovadora tecnología.

"Ante esta innovación tecnológica, en IERA hemos optado por incorporarla a nuestros servicios lo antes posible, al igual que hemos hecho con todas las nuevas técnicas y tratamientos que han ido apareciendo desde que comenzamos a ayudar a las parejas con problemas de fertilidad hace ya 15 años", ha comentado el director científico de IERA, Ignacio Santiago Álvarez.

Este método diagnóstico se está utilizando fuera de España en Estados Unidos, Canadá, Irlanda y Reino Unido, por ser los países más avanzados en técnicas de reproducción asistida. Con su llegada al laboratorio de IERA, el centro demuestra su "compromiso" con la mejora de los resultados en los pacientes.

"Nuestro compromiso con la investigación y la innovación está presente en la filosofía de la clínica, y se ve reflejado no sólo en la incorporación de este gran avance científico, sino también en la realización de importantes trabajos de investigación y ensayos clínicos", ha apostillado Álvarez.

IMPORTANCIA DEL TRABAJO EN EL LABORATORIO

En concreto, el trabajo realizado en el laboratorio resulta decisivo en el éxito del tratamiento. Hasta ahora, los embriones se valoraban en función de su morfología en el exterior de la incubadora y de una forma puntual (en un momento concreto del desarrollo). Este estudio era subjetivo y la selección de unos u otros embriones podía variar según el criterio de los especialistas (los embriólogos).

Ahora y con este "sofisticado" sistema, la valoración se realiza a partir de las imágenes que se captan dentro de la propia incubadora, de manera que se elimina el posible daño que se pudiese causar a los embriones. Además, la nueva tecnología complementa el estudio del aspecto de los embriones con información objetiva basada en los tiempos de división celular y a lo largo de todo su desarrollo.

"Este sistema proporciona una información objetiva y cuantificada sobre las posibilidades de desarrollo futuro de un embrión, algo parecido a una analítica, y según ese valor se puede decidir qué embriones transferir, qué embriones merecen ser congelados y, más importante aún, iniciar programas de transferencias de un único embrión que reduzca el número de embarazos múltiples. Consideramos necesario dar esta información para mejorar nuestra atención y éxito en los tratamientos pues es el primer análisis que se puede realizar al organismo de forma no invasiva", ha zanjado Álvarez.