18 de septiembre de 2012

Identifican las zonas y grupos con más riesgo de encefalitis transmitida por garrapatas en Europa

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) ha publicado un informe sobre encefalitis transmitida por garrapatas (TBE, también en inglés) que identifica las zonas de riesgo, los picos estacionales y las grupos de riesgo de padecer esta enfermedad en Europa, de la que cada año se detectan entre 2.000 y 3.000 nuevos casos.

En concreto, el estudio ha constatado que la enfermedad es más frecuente en los países nórdicos y bálticos, Europa central y oriental, desde el oeste europeo hasta Suiza y Alsacia, en Francia, el norte de Italia y los Balcanes.

El estudio, que ha analizado la prevalencia de esta enfermedad viral utilizando datos de 2000 a 2010 procedentes de 20 países europeos, muestra como el mayor riesgo para la TBE se encontraba entre los varones de 40 a 60 años, lo que indica que los trabajos al aire libre pueden tener un mayor riesgo de padecerla.

De igual modo, han detectado como se produce un pico estacional en los casos de TBE en los meses de verano, en concreto, desde junio a octubre.

El informe del ECDC pone de relieve la necesidad de que las autoridades sanitarias mejoren y armonizar sus sistemas de vigilancia de la encefalitis, que recientemente se ha incorporado a la lista de enfermedades de declaración obligatoria en la UE, centrándose en mejorar las estrategias para evitar las picaduras de garrapatas, así como una mayor disponibilidad de la vacuna.

En cuanto al número de casos, el estudio muestra que la prevalencia se mantiene "relativamente estable" en los dieciséis países que notificaron datos (Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Noruega, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia y Suiza), con aumentos notables en 2003 (3.113), 2006 (3.206), 2009 (3.397) y 2010 (3.077).

"La encefalitis se puede prevenir. Las vacunas modernas tienen un buen perfil de seguridad y la tasa de protección es superior al 95 por ciento, por lo que deberíamos ver menos casos de los que vemos, de ahí que debamos asegurarnos que las personas que viven en zonas afectadas están completamente vacunados", ha explicado Marc Sprenger, director del ECDC.