19 de mayo de 2014

El Hospital Santa Clotilde, de Santander, estrena nueva fachada norte y este en su 75 aniversario

El Hospital Santa Clotilde, de Santander, estrena nueva fachada norte y este en su 75 aniversario
EUROPA PRESS

SANTANDER, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Santa Clotilde de Santander, gestionado por los Hermanos de San Juan de Dios, ha celebrado su 75 años estrenando nueva fachada norte y este de su edificio más antiguo, que ha sido remodelada, y con vocación de "continuar" otros tres cuartos de siglo más desarrollando su labor en el ámbito sanitario con "carisma", "calidad técnica", "caridad" humana y "calidez".

Así lo ha afirmado este lunes el superior de los Hermanos de San Juan de Dios en el hospital, Juanjo Ávila, en el acto celebrado para conmemorar este aniversario y que ha reunido a los responsables del centro, a sus voluntarios y profesionales sanitarios, al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y al concejal de Servicios Sociales, Antonio Gómez.

El superior ha calificado de "emblemático" este centro que, a lo largo de su historia, ha atendido a niños, adultos y personas mayores y "muchas y variadas patologías".

Ha asegurado que han sido "75 años de experiencia, ilusión y muchos proyectos" en este centro, en el que, se han plasmado algunas de las virtudes que caracterizan a la orden de San Juan de Dios, como la hospitalidad, el respeto o la responsabilidad, entre otras.

En el acto, también ha intervenido el gerente del hospital, Andrés Muñoz, quien ha reclamado a todos los asistentes su "ayuda" para "impulsar el proyecto Santa Clotilde".

UN SERVICIO "IMPAGABLE"

Por su parte, De la Serna ha resaltado la "buena labor" y servicio social que presta Santa Clotilde --que comenzó su andadura como hospital como un centro para niños-- y que ha calificado de "inigualable" e "impagable".

El alcalde de Santander ha señalado al hospital de Santa Clotilde como la "segunda" referencia de Cantabria tras el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

De la Serna ha agradecido su labor al hospital y a sus profesionales y les ha pedido que continúen así.

Además de su trabajo, les ha dado las gracias también por las obras que están llevando a cabo en los últimos tiempos y que, a su juicio, han quedado "francamente bien".

Ha destacado que, por una parte, con la rehabilitación de las fachada se contribuye a la una "recuperación" de un edificio "singular" y, por otra, ha resaltado el empleo que los trabajos han supuesto en los meses de obras.

Según los datos aportados por el centro, la primera fase de la rehabilitación de la fachada fue acometida en 2012 y la de ahora, de la cara norte y este del edificio más antiguo, comenzó en diciembre de 2013 y se ha prolongado hasta ahora.

Además, el alcalde ha recordado que el Hospital de Santa Clotilde ha llevado a cabo la mejora de su aparcamiento y una reurbanización que ha permitido resolver el problema del 'fondo de saco' que existía en la calle San Roque y que ha mejorado el acceso al Colegio Haypo.

El Ayuntamiento facilitará una aportación económica a pagar parte de la fachada, algo para lo que, según De la Serna, quedan algunos "trámites".

Durante el acto, el alcalde ha entregado a los responsables de Santa Clotilde una placa conmemorativa de estos 75 años.

LAS OBRAS

La rehabilitación de la cara norte y este continúa la primera fase de rehabilitación de fachada acometida en 2012.

El proyecto ha consistido en su tratamiento, tanto exterior, como interior, en una superficie aproximada de 375 metros cuadrados, coincidente con la antigua casa familiar para Miguel Gallo y su mujer Manuela Díaz de Bustamante, que data de 1870, aunque las primera reseñas encontradas del proyecto de la casa de la Duquesa de Santa Elena parten de 1914.

En el exterior, la actuación ha consistido en la sustitución del revestimiento que había por otro continuo de mortero pintando, tal y como en su día era el edificio. Además, se ha renovado el conjunto de carpinterías de aluminio que armonizan con el resto del edificio.

También, las carpinterías de salida a terrazas se han hecho accesibles para personas con movilidad reducida.

Además de las actuaciones en la fachada, también se ha sustituido la cubierta existente por ubna actual de zinc natural.

En el interior, la intervención se ha centrado, fundamentalmente, en la ejecución de un nuevo trasdosado de cartón-yeso, aislando técnicamente la hoja interior del cerramietno. Las obras han contado con un presupuesto de 238.000 euros.