7 de marzo de 2014

El Hospital de La Fe implanta un corazón mecánico por primera vez en la Comunitat a un paciente de 50 años

El Hospital de La Fe implanta un corazón mecánico por primera vez en la Comunitat a un paciente de 50 años
GVA

VALENCIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El equipo del Área del Corazón del Hospital Universitari i Politècnic La Fe ha implantado por primera vez en la Comunitat un Dispositivo de Asistencia Ventricular-VAD a un paciente de 50 años, residente en la provincia de Castellón, que padecía una insuficiencia cardíaca muy grave.

Según informa la Generalitat en un comunicado, el paciente se encuentra ingresado en La Fe en un área de cuidados críticos con una evolución favorable, aunque el equipo médico aconseja prudencia porque aún no han transcurrido 48 horas desde la intervención.

Esta operación se lleva a cabo con una bomba de circulación extracorpórea y no es necesario extraer el corazón para su implante, ya que según el grado de gravedad de la patología puede sustituir total o parcialmente la función del corazón.

La intervención se realizó este miércoles y duró más de cinco horas, a cargo de un equipo multidisciplinar de más de diez personas liderado por José Anastasio Montero, cirujano cardiovascular y director del Área del Corazón del Hospital La Fe de Valencia.

El Dispositivo de Asistencia Ventricular-VAD modelo Heartware es un pequeño aparato con un tubo que lleva una bomba centrífuga con levitación magnética incorporada. Se implanta en la parte inferior izquierda del corazón y se conecta a la aorta. Este mecanismo lleva a cabo las funciones de bombeo de la sangre en pacientes cuya actividad cardíaca está muy deteriorada debido a la gravedad de su enfermedad.

Según las mismas fuentes, se trata de la única salida terapéutica para pacientes con insuficiencia cardíaca muy grave que no son aptos para trasplante y que tampoco las otras opciones terapéuticas disponibles (fármacos-marcapasos) les son aplicables.

El corazón mecánico está a su vez conectado mediante un cable que sale por el abdomen hasta un pequeño ordenador que el paciente debe llevar consigo siempre y que funciona con baterías recargables. Este aparato es el que hace funcionar la bomba y permite realizar el seguimiento y el control del enfermo una vez está en su domicilio.

La implantación de este dispositivo en pacientes con insuficiencia cardíaca muy grave supone una supervivencia del 63 por ciento a los dos años de llevarlo frente al 8 por ciento con el tratamiento médico convencional, según los últimos estudios publicados en Estados Unidos.

Desde la Generalitat destacan que La Fe es uno de los pocos centros nacionales en incorporar esta técnica, de la que existe bastante experiencia en Estados Unidos. En España, se realizan intervenciones de este tipo en Madrid, Barcelona, Córdoba y Navarra, entre otros.

ENTRE OCHO Y DOCE PACIENTES AL AÑO

Con esta primera operación, se pretende incorporar ya esta técnica en la cartera de servicios del Hospital La Fe para toda la Comunitat, que podría beneficiar a entre ocho y doce pacientes al año.

El objetivo inicial de la puesta en marcha de esta técnica en la Comunitat Valenciana son los pacientes con insuficiencia cardíaca muy grave no aptos para trasplante si bien en un futuro se podría utilizar también como puente para los pacientes muy graves pendientes de trasplantar hasta que se encuentra donante.