31 de enero de 2012

GSK amplia 5 años su programa de donación de fármacos para erradicar la filariasis linfática antes de 2020

MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

GSK ha decidido ampliar su programa de donación de albendazol para erradicar la filariasis linfática en todo el mundo antes de 2020, por lo que prolongará cinco años más su colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) --cuyo fin estaba previsto para 2015-- donando 400 millones de estos comprimidos cada año. Así, la compañía donará 2.000 millones de comprimidos más de albendazol hasta 2020.

En la actualidad, GSK dona 600 millones de comprimidos de albendazol al año a la OMS para prevenir la filariasis linfática. Hasta la fecha, ha donado más de 2.000 millones de dosis a esta organización. Entre 2000 y 2010 se administraron más de 1.700 millones de estos tratamientos en 52 países y el importe del programa contra esta enfermedad entre 2000 y 2007 se estima en 24.000 millones de dólares.

Con este anuncio, GSK se une a otras farmacéuticas, organizaciones como la Fundación Bill y Melinda Gates y gobiernos, como el de Estados Unidos o Reino Unido, en la lucha contra las enfermedades tropicales olvidadas en los países emergentes (NTD, en inglés), que afectan a más de 1.000 millones de personas.

El objetivo de esta alianza es controlar o erradicar 10 de las 17 enfermedades de este tipo para 2020. En concreto, las enfermedades a erradicar son cinco: filariasis linfática (elefantiasis); dracunculiasis o dracontosis (gusano de Guinea); tracoma; enfermedad del sueño y lepra. Por otra parte, se plantean controlar otras cinco: helmintiasis (causada por gusanos intestinales); esquistosomiasis; oncocercosis; enfermedad de Chagas y leishmaniosis visceral.

Según el consejero delegado de GSK, Andrew Witty, su compañía "apoya íntegramente la visión audaz de la OMS y se compromete a desempeñar su parte para ayudar a conseguir la cobertura universal de los programas de intervención en unas enfermedades que pueden controlarse o erradicarse con los tratamientos actuales, además de fomentar la I+D de nuevos medicamentos para enfermedades para las que no existe tratamiento".

La filariasis linfática, también denominada elefantiasis, es una enfermedad desfigurante, presente sobre todo en países tropicales, que está causada por un parásito y propagada por mosquitos. Afecta a más de 120 millones de personas y es una de las principales causas de incapacidad permanente en el mundo.

En diciembre de 1997, GSK estableció una colaboración con la OMS para liderar los esfuerzos para la erradicación de la filariasis linfática. Desde entonces, el programa ha evolucionado hasta convertirse en una importante colaboración público-privada, conocida como la Alianza Global para la Erradicación de la Filariasis Linfática.

Para prevenir esta enfermedad, la OMS recomienda tratar a todas las comunidades endémicas una vez al año con una coadministración de dos medicamentos antiparasitarios durante un mínimo de cinco años. En los países africanos, estos fármacos son albendazol e ivermectina ('Mectizan', donada por Merck & Co.), y en el resto del mundo son albendazol y dietilcarbamazina ('DEC', un fármaco genérico).