30 de enero de 2011

El Grupo Mixto pide al Gobierno que el proyecto de la futura Ley de Muerte Digna no "contemple ni ampare" la eutanasia

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Mixto en el Congreso de los Diputados ha presentado una moción, que será debatida el martes 8 de febrero en el pleno, en la que pide al Gobierno que el Proyecto de Ley sobre cuidados paliativos y muerte digna "no contemple ni ampare", en modo alguno, la regulación de un supuesto derecho a la eutanasia en España.

El texto registrado, a instancia de Carlos Salvador Armendáriz, diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN), pide también que la futura ley garantice el derecho de los pacientes a recibir cuidados paliativos integrales de calidad; a la información clínica, al consentimiento informado y a la toma decisiones, y a realizar la declaración de voluntad vital anticipada y a que sea respetada la misma.

Asimismo, a que se garanticen los deberes de los profesionales sanitarios respecto a los testamentos vitales; la atención a las personas en el proceso de la muerte, y la limitación de las medidas extraordinarias de soporte vital, "sin perjuicio del derecho a la objeción de conciencia reconocido en la Constitución Española".

Finalmente ,que se garantice el derecho a la asistencia espiritual en el proceso de la muerte y al apoyo y acompañamiento a las familias; y que habrá garantías sobre los servicios que ofrecen las instituciones sanitarias, públicas o privadas, para el ejercicio de los derechos que contenga la ley.

Por otra parte, la moción insta al Gobierno a que cuente con la colaboración de las comunidades autónomas para "armonizar la normativa autonómica aprobada en esta materia", y la que está en tramitación, "creando espacios de colaboración y coordinación, racionalizando procesos y optimizando el uso de las nuevas tecnologías".

En su exposición, UPN señala que el objetivo de esta moción es "servir para instar al Gobierno a que legisle los derechos y obligaciones relativos a los cuidados paliativos en un sentido positivo, afirmativo de la vida, buscando conciliar los puntos en común existentes en esta materia".

Asimismo, añade, "pretende dejar claro que la nueva regulación no va a aprovecharse en modo alguno para introducir en el ordenamiento jurídico español apoyo legal suficiente para prácticas eutanásicas o de suicidio asistido".