3 de mayo de 2009

Gripe.- Las autoridades sanitarias estadounidenses detectan "señales alentadoras" en la contención del H1N1

WASHINGTON, 3 May. (Reuters/EP) -

Existen "señales alentadoras" respecto de que la nueva cepa de virus H1N1, que generó temores de una pandemia, no sea más peligrosa que las típicas gripes estacionales que circulan anualmente, según afirmó el domingo un alto funcionario de salud de Estados Unidos.

El doctor Richard Besser, director adjunto de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés), también defendió las medidas adoptadas por las autoridades para limitar el impacto del nuevo virus, indicando que no ha habido una reacción exagerada.

"Con las gripes estacionales, algo que nos afecta todos los años, vemos 36.000 muertes (en Estados Unidos). Aquí estamos observando alentadoras señales de que hasta el momento este virus no parece más severo que una cepa que podríamos ver con gripes estacionales", aseguró Besser a Fox News Sunday.

Besser indicó sin embargo que aún espera que el virus tenga un "impacto significativo en la salud de la gente". "No estamos fuera de peligro. La información que hemos estado recabando durante el último par de días es alentadora", manifestó Besser.

"No estamos reaccionando de manera exagerada a este brote. Ante una nueva enfermedad infecciosa, hay muchas cosas desconocidas, mucha incertidumbre", explicó Besser.

"Y básicamente tienes un intento. Tienes una oportunidad para intentar reducir el impacto en la salud de la gente. Entonces lo que haces es tomar un enfoque muy agresivo. Y en la medida en que obtienes más información, puedes confeccionar tu respuesta", detalló Besser.

Kathleen Sebelius, secretaria de Servicios Humanos y de Salud, indicó que las autoridades sanitarios están desarrollando vacunas para la próxima temporada de gripes, al igual que una específica para atacar la nueva cepa de gripe. Señaló también que no se ha tomado ninguna decisión sobre una fabricación a gran escala de la vacuna para el nuevo virus.

"Una de las cosas que sabemos es que aún cuando parece que la situación actual está disminuyendo, si somos cautelosamente optimistas, realmente no sabemos qué es lo que va a ocurrir cuando la temporada real de gripe se cruce con el virus H1N1", dijo Sebelius.