8 de septiembre de 2006

El Govern confía que la UE acceda al final a compensar a Baleares por atender a pacientes comunitarios

Salud teme este año un incremento de facturación en atención sanitaria a desplazados extranjeros por el repunte del turismo

PALMA DE MALLORCA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Govern expresó hoy su confianza en que la UE acceda a desarrollar un sistema de compensación para los países que, como España, atienden a un gran número de turistas y residentes comunitarios, pese a que la Comisión Europea decidió esta semana no incluir una solicitud del Ejecutivo español en este sentido.

En declaraciones a Europa Press, el director general de Planificación y Financiación de la Conselleria de Salud y Consumo, Josep Corcoll, aseguró que, al final, la UE tendrá que incluir esta reivindicación, que afecta sobre todo a los países del Arco Mediterráneo y en especial a Baleares, si se mantiene la movilidad de extranjeros tan intensa de los últimos años.

"Deberá hacerlo porque está en juego la sostenibilidad del sistema sanitario", explicó Corcoll, que estimó que el sobrecoste que asumirá Baleares este año por la atención sanitaria de turistas desplazados extranjeros será mayor que en los últimos ejercicios por la recuperación turística y la consecuente llegada de más visitantes.

Actualmente, detalló Corcoll, Baleares sólo recibe el 35 por ciento de la facturación global por atención sanitaria a estos turistas, lo que avala que el actual modelo "no va" y la viabilidad del sistema peligra si la UE no acepta las reivindicaciones de los países que reciben más turistas, sobre todo de Centroeuropa. "Nosotros queremos cobrar todo lo que facturamos", precisa.

No obstante, el desarrollo de un sistema de facturación 'on line' (antes era en papel), que ya está en marcha, en el que está aflorando claramente esta asistencia sanitaria a desplazados dará más transparencia a la facturación global de cada Comunidad Autónoma, lo que facilitará esta compensación integral si se modifica el modelo.

Corcoll, que detalló que las regiones españolas más afectadas por este problemas son Baleares, Murcia, Cataluña y Comunidad Valenciana, rechazó sentenciar que el sistema sanitaria podría entrar en números rojos en los próximos años si la UE no acepta esta legítima reivindicación.

La Comisión Europea lanzó el pasado martes el primer debate para aclarar los derechos de los pacientes que viajan a otro Estado miembro distinto al de su residencia o se alistan como residentes en un país del que no son naturales para recibir tratamiento médico, aunque en esta primera fase no incluyó la petición española de incluir un sistema de compensación para países que atienden a una gran cifra de turistas y residentes comunitarios.

La Comisión no tiene previsto incluir esta petición en su propuesta sobre servicios sanitarios, que se presentará durante el primer semestre de 2007, aunque desde la institución europea esperan que el sistema de compensación forme parte del debate porque España lo planteado en diversas ocasiones.

España cuenta con el apoyo de países del sur, como Portugal, Grecia o Italia, que sufren también la presión sobre sus sistemas sanitarios de los turistas y residentes comunitarios de países nórdicos.