14 de noviembre de 2008

Gómez dice sentir "vergüenza" del Gobierno regional tras hablar con Güemes, a quien tachó de "maleducado y soberbio"

Pide, tras visitar a los ediles de Rivas encerrados, a Aguirre que intervenga para dotar a Rivas de un nuevo centro de salud

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, dijo hoy sentir "vergüenza" del Gobierno regional, tras telefonear esta mañana al consejero de Sanidad, Juan José Güemes, para pedirle que agilice la tramitación para la apertura de un nuevo centro de salud en Rivas Vaciamadrid.

Gómez, que visitó a los dos ediles socialistas de Rivas que llevan ya 48 horas encerrados en la Dirección General de Atención Primaria en protesta por la insuficiente atención primaria en el municipio, afirmó que llamó al consejero de Sanidad para pedirle que su equipo se reúna "de manera urgente" con los concejales encerrados, y destacó que ha sentido "vergüenza" del Gobierno regional por la respuesta de Güemes, que no precisó a los medios.

"No he visto a nadie más maleducado, soberbio e intransigente que este consejero. He sentido vergüenza del Gobierno de esta Comunidad", afirmó Gómez, que criticó que no se haya permitido que los ediles reciban asistencia sanitaria ni se les diera comida. Así, explicó que una de las tres personas que hay encerradas (dos de ellos concejales) tiene problemas de salud, que ha reclamado la entrada de un servicio médico y que no se lo han permitido.

Asimismo, Gómez criticó que la Comunidad haya interpuesto una denuncia contra los concejales encerrados por, según el PSOE de Rivas, "allanamiento de morada" esta madrugada.

Por todo ello, reclamó a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que tome medidas para la creación de un tercer centro de salud en Rivas.

"Desde aquí, exijo a Esperanza Aguirre que tome cartas en el asunto. Esto está en la mesa de Esperanza Aguirre. Debe dar instrucciones a su consejero de Sanidad para que desbloquee la situación que es fácilmente desbloqueable", señaló a los medios de comunicación a las puertas de la Dirección General de Atención Primaria.

El líder los socialistas madrileños llegó al centro acompañado por el diputado y portavoz de sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, Lucas Fernández, y la portavoz en la Cámara madrileña, Maru Menéndez, alrededor de las 12.00 horas, cuando había varios policías nacionales a las puertas de las instalaciones intentando que no entraran todos los que acompañaban a los políticos.

En este sentido, Gómez indicó que le han intentado impedir la entrada al centro, pero añadió que "se trata de un edificio de todos los madrileños, al que legalmente no se puede impedir la entrada a ningún ciudadano".

El secretario general apuntó que los ediles ripenses reivindican que "se cumpla el compromiso escrito de que se construya el centro de salud 'Primero de Mayo'", y que esto se materialice en los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2009.

Además, reclamó "la incorporación de los profesionales médicos que necesita el municipio de Rivas", tal y como se lleva negociando desde hace semanas, y dijo que plantean la creación de una comisión que evalúe la posibilidad de permanencia del centro joven sanitario del municipio de Rivas.

Preguntado por la posible incompatibilidad de que no vayan a votar en contra de los Presupuestos para 2009 y que luego reclamen partidas presupuestarias para diferentes ámbitos, como ocurre en este caso, Gómez dijo que "eso no tiene nada que ver", ya que lo que han mantenido esa postura porque son una "fuerza política responsable".

"Independientemente de la posición en el conjunto de los presupuestos, sin duda, hay enmiendas del Grupo Socialista que van encaminadas a dotar presupuestariamente este centro de salud en el municipio de Rivas y en otros municipios de la región", insistió.

Asimismo, desde la Agrupación Socialista de Rivas Vaciamadrid respondieron a las palabras del consejero Güemes, quien hoy preguntó a Gómez si no le da vergüenza usar el dinero de los contribuyentes de Rivas para financiar un acto partidista como es ir a visitar a los concejales encerrados en la Dirección de Atención Primaria, y apuntaron que el autobús lo fletó la agrupación y no el Gobierno local.

Así, matizaron que ayer distribuyeron carteles por la localidad para que los ciudadanos acudieran a los autobuses que salían de la plaza de Correos a las 10.30 horas para ir a visitar a los ediles encerrados.